SCIENCE & BIOETHICS (AUTHOR: LLISES FOREST)

LA CIENCIA Y LA RELIGIÓN: DILEMAS FILOSÓFICOS, JURÍDICOS Y BIOÉTICOS


JESÚS FRAGA CID

Dilemas bioéticos que plantea la Religión

Son muchas las personas en el mundo que sostienen que la religión es un mal endémico que debería ser erradicado de la sociedad. Ya el propio Karl Marx la denunciaba como el “opio del pueblo”. Pero, ¿por qué la religión tiene tan “mala prensa”? Veamos algunas de la razones a tener muy en consideración.

1. Porque se ha vinculado la religión con el origen de todos los males que asolan en el planeta: Guerra Santa Islámica, terrorismo internacional yihadista, Cruzadas, Santa Inquisición, fanatismo sectario, caza de brujas, esclavitud, censura científica e intelectual, etc.

2. Porque se la ha vinculado como un sistema jerárquico de castas y de poder (teocracia), de sumisión a todo tipo de dogmas, preceptos y normas, de alienación humana, de opresión física y moral, de incitación al miedo por el mal del pecado, etc.

3. Porque las personas racionales creen que la religión está ejerciendo una forma de control mental, de “lavado de cerebros”, de promover una sociedad “idiotizada” basada en creencias infantiles, de dogmas religiosos y supersticiones ancestrales completamente anacrónicas y trasnochadas en nuestra Era Actual basada en el progreso de la Ciencia y de la Tecnología, en la sociedad del conocimiento y de la información, de la Ilustración en todas ciencias naturales y humanas, etc.

4. Porque la religión ha intentado frenar el progreso científico e intelectual, tratando de “adoctrinar” a la sociedad, a pesar del avance irrefrenable de la ciencia en todas las áreas del saber. Por ej.: la teoría heliocéntrica de Galileo o la teoría de la evolución de las especies de Darwin fueron consideradas una herejía que iba en contra del dogma religioso oficial de la corriente teológica dominante.

5. Porque se ha vinculado a la religión como una forma inmadura de autoengaño, una expresión de debilidad humana de darle un sentido a la vida, al mal, al sufrimiento y a la muerte. Una expresión del anhelo humano de dar un sentido espiritual a la existencia, a pesar de estar en contra de la ciencia y del racionalismo humano.

Dilemas bioéticos que plantea la Ciencia

A pesar de que la Ciencia y la Tecnología han aportado una enorme progreso para la humanidad en muchos aspectos de la vida humana, al igual que ha hecho germinar una sociedad más libre, culta, racional y refinada, relegando al mundo de lo imaginario y de la superstición todo tipo de pensamiento “mágico” y “oscurantista” heredado de la época medieval basada en creencias, dogmas, mitos, supersticiones ancestrales totalmente anacrónicas, irracionales y anticientíficas, etc., se ha convertido igualmente, en su vertiente negativa, en una nueva forma de “religión”, depurando de cualquier connotación metafísica, espiritual o teológica el origen del Universo y de los seres vivos en la Tierra. Los principales males que está produciendo el progreso de la investigación científica y de la innovación tecnológica son los siguientes:

1. La Ciencia y la Tecnología ha depurado de todo sentido espiritual la existencia humana. En este sentido, se ha pasado de culto a los dioses y a los elementos de la madre naturaleza, al culto de la razón, a la tecnociencia, al materialismo, a la tecnocracia, al intelecto, al ateísmo, etc.

2. La Ciencia y la Tecnología ha hecho germinar un tipo de sociedad de cada vez más materialista, consumista, individualista y carente de todo tipo de valores y de espiritualidad. Se rinde pleitesía a todo tipo de estereotipos que son promovidos por los medios publicitarios como una “falsa” marca de felicidad basada en el materialismo, la belleza, la juventud, el dinero, el poder, el estatus social, el prestigio o la fama personal. Su leimotiv, según la ciencia, es que el ser humano está genéticamente programado para competir “egoístamente” contra sus semejantes para la adaptación y supervivencia de la especie.

3. La ciencia pretende monopolizar todo el conocimiento sobre la realidad. No contempla otras realidades más profundas, intrínsecas y esenciales del ser humano, como la dimensión espiritual y divina del ser humano, al quedar fuera del marco experimental del método científico oficial basado en el materialismo neopositivista.

4. La ciencia se está convirtiendo en una forma de “religión”, de alter ego de Dios, marginando y excluyendo todo conocimiento y creencia que tenga que ver con la idea de un Creador, de la existencia del alma humana, la vida después de la muerte, el libre albedrío, etc.

5. La ciencia ha provocado una serie de “crímenes” legales, religiosos y morales de lesa humanidad. Ejemplos:

1. La invención y desarrollo de la energía atómica o nuclear, lo que ha deparado nefastas consecuencias para la humanidad debido a las bombas atómicas.

2. La manipulación de embriones humanos mediante la ingeniería genética, provocando la formación de fetos con malformaciones físicas congénitas.

3. La clonación terapéutica y reproductiva

4. La eugenesia y sus aberraciones: diseñar a la carta, al margen de todo cuestionamiento legal y moral, seres vivos.

5. El aborto o interrupción no natural de fetos o embriones humanos, deparando en las mujeres que han abortado a medio o largo plazo todo tipo de enfermedades reconocidas por la OMS, como el Síndrome de Estrés Post- Traumático, la depresión, los trastornos de ansiedad o del sueño, trastornos de personalidad, etc.

6. La experimentación sin ningún control legal y ético con animales en laboratorios como si fueran cobayas.

7. La prolongación innecesaria de la vida a enfermos desahuciados con aparatos o maquinas de soporte vital artificial (encarnizamiento de la muerte).

8. La criopreservación humana o criogenia (negación de la muerte).

9. La prolongación más allá de las leyes naturales de la longevidad humana mediante la reprogramación genética y/o celular a través de la biomedicina (negación de la muerte)

10. La aparición de nuevas enfermedades debido a los alimentos modificados genéticamente (transgénicos).

11. Las nuevas enfermedades derivadas de la Revolución Tecnológica e Industrial: enfermedades provocadas por la exposición a sustancias nocivas emitidas por los medios de transporte, las fábricas, las centrales nucleares, las antenas de telefonía, de radio o televisión, teléfonos celulares, las radiaciones ultravioleta del sol por el calentamiento global, efectos perjudiciales sobre la salud debido a la lluvia ácida y el efecto invernadero, a los residuos orgánicos, por el cultivo manipulado genéticamente, etc.

12. La revolución de las Nuevas Tecnología de la Comunicación e Información (TIC) que está generando una sociedad más aislada y alejada de sus semejantes, individualista, materialista e “idiotizada” provocado por la revolución digital, como es Internet, Redes Sociales, Móviles, etc. Una sociedad cada vez más dependiente y esclava de esas nuevas tecnologías.

13. La Revolución de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) ha creado una especie de aldea global digitalizada promovido por un sistema capitalista de corte neoliberal en donde cada vez más se está agudizando la brecha económica, científica, tecnologócia y social entre países pobres y países ricos.

14. El progreso de la Ciencia y de la Tecnología ha influido en cierto modo en la explosión demográfica con el problema futuro de que los recursos naturales de planeta pueden llegar a extinguirse por la sobrexplotación de todos los recursos naturales (forestal, marítima, fluvial, terrestre, combustibles fósiles, etc.).

15. El progreso tecnológico ha generado un sistema industrial totalmente mecanizado, informatizado y más robotizado con el problema de provocar la disminución de mano de obra humana y la pérdida de puestos de trabajo que ahora son realizados por máquinas.

16. La Ciencia y la Tecnología ha tenido mucho que ver en la actual crisis ecológica planetaria, como son el cambio climático y el calentamiento global del planeta. La emisión de CO2 por fábricas, sistemas de transporte, la quema de combustibles fósiles, etc está provocando la autodestrucción por causas humanas del planeta. El ritmo acelerado, incontrolado y abusivo de proveerse de los recursos naturales está deparando nefastas consecuencias a la sostenibilidad, equilibrio o desarrollo sostenible del planeta. Todo esto ha provocado el famoso efecto invernadero, lo que provocará en cuestión de décadas un colapso climático planetario por el calentamiento de la Tierra, el deshielo de los polos, la subida del nivel del mar, la desaparición de biodiversidad vegetal y animal en la cadena alimenticia, etc. El abuso del ser humano del planeta, como, por ejemplo, las pruebas balísticas con armas nucleares en el fondo marino están provocando fuertes corrientes oceánicas, terremotos por su efecto en la tectónica de placas, la destrucción del hábitat, la extinción de la fauna y de la flora, la agudización de los tornados, tormentas tropicales más virulentas, la erupciones volcánicas, etc.

17. La promoción de una sociedad mundial completamente “enferma” y “zombi” debido a la prescripción, venta y consumo de psicofármacos para beneficio de los laboratorios de las multinacionales farmacéuticas y que son promovidas por el lobby científico.

18. Los avances en la Inteligencia Artificial tenderán a promover una sociedad “robótica”, autómata y zombi. Gracias a este campo, en un futuro se podrá implantar dispositivos robóticos en cerebros humanos con el fin de perpetuar la especie, con el fin de negar a toda costa la muerte y planteando todo tipo de dilemas legales, bioéticos y morales.

Conclusión

Como hemos visto en este informe que yo he elaborado, existes aspectos muy controvertidos y polémicos que plantea el avance de la ciencia y de la tecnología. Para nada se trata de hacer demagogia, pero creo que la ciencia no está en mejor posición moral para rechazar la religión sin más. Todos sabemos que la religión tiene mala prensa, principalmente alimentada por intereses oscuros promovidos de parte de la elite científica atea dominante en el mundo y por los medios de comunicación de tendencia atea. Si la religión tiene sus “ángeles y demonios”, también es de reconocer que la ciencia también los tiene. Lo importante es conseguir depurar la religión y la ciencia de todos sus males para conseguir un Nuevo Orden Mundial, una Nueva Cultura Ética Planetaria en donde se disipen todos los males endémicos y que, de una vez por todas, consigamos una religión y una ciencia universal basada en los valores, en la espiritualidad, en la moralidad y el humanismo. Es necesario, además, un respeto y conciliación recíproca entre ambas disciplinas para lograr el progreso evolutivo de toda la humanidad. ¡¡¡Ahí es nada!!!