DIRECTORueda de prensa del Comité CovidSEMANA SANTA

La Sábana Santa, a la luz de la física cuántica

Un ingeniero industrial murciano intenta desvelar los misterios de la síndone de Turín a través de la ciencia

Todo el mundo, desde creyentes hasta ateos, se ha interesado por confirmar o desmentir si el sudario que ahora se encuentra en Turín es el que envolvió a Cristo hace dos mil años, si la cara que se imprimió en la sábana es el verdadero rostro de ese famoso Jesús de Nazaret.

No sólo es importante para la religión, también para la historia. Es el punto de inflexión entre la leyenda y el estudio del pasado.

El último investigador que ha presentado sus experimentos ha sido el murciano Pedro José Ríos Martínez, ingeniero industrial que ha explicado, a través de la física cuántica, por qué se imprimió la imagen en la síndone.

El estudio parte del consenso científico, que asegura que la imagen se produjo por oxidación y deshidratación del lino. Su teoría afirma que la plasmación fue un proceso natural. Para demostrarlo este murciano realizó experimentos con láseres, electrolisis y descargas electrónicas que dilucidaron que podría haberse producido el dibujo mediante unos rayos verticales de energía, de ahí que los laterales del cuerpo no se reflejen en el sudario.

Como explicó ayer Ríos en rueda de prensa, esa oxidación determinada, que supuestamente sufrió la sábana, se causa a través de una radiación de partículas atómicas y subatómicas.

«Para que esto se hubiera dado es necesario que se estuviera a oscuras», y que un rayo de iones, algo así como el de una tormenta, imprimiera, en un instante, la imagen en el paño. Esto explicaría que la imagen salga en tres dimensiones, pues dicha energía habría hecho que se suspendiera el pelo del difunto.

La investigación del ingeniero industrial, al no tener acceso a la Sábana Santa, comenzó con los análisis de los resultados que obtuvo el grupo STURP en octubre de 1978.

Estos científicos analizaron la manta y determinaron que lo que en ella aparecía no eran pigmentos, sino oxidación de la celulosa.

Agua y fuego

Se basaron en la reacción de la sábana ante varios condicionantes externos como el agua, el fuego o productos químicos.

El investigador, Pedro Ríos, dice que todas las pruebas que se han realizado hasta la fecha, inclusive la suya, no hacen sino confirmar la Biblia

«Concretamente este estudio ha coincidido con el capítulo 28 del evangelio de San Mateo». Explica también que sólo hay una prueba que desmiente la autenticidad del sudario, la del carbono 14,que databa la fecha de la Manta Santa entre 1260 y 1390.

Ríos afirma que no se debería tener en cuenta, porque los condicionantes externos podrían haber modificado los resultados finales.

Compartir el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 50 = 51