SOCIOLOGY

EL 51% DE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA ESTADOUNIDENSE ES CREYENTE Y CASI TODOS ACEPTAN LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

 

 

 La capilla Sixtina

 

 

Según una encuesta realizada para la AAAS (American Association for Advancement of Science, Asociación Americana para el Progreso de las Ciencias), la institución científica más importante y prestigiosa del mundo, la cual edita la famosa y prestigiosa revista Science, por el Pew Research Center en mayo y junio del 2009, reflejó que el 51 % de los científicos norteamericanos creen en un Dios personal o poder superior, mientras un 41 % de los científicos se declaran ateos.

 

David Masci,  investigador del Pew Forum on Religion and Public Life de Estados Unidos, analizó en un artículo el grado de religiosidad de los científicos estadounidenses, afirmando que éste es similar al de hace 100 años. Masci ha revisado y analizado las últimas encuestas del Pew Forum y concluye que, dada la parte mayoritaria de científicos creyentes en la comunidad científica general en todo el mundo y la aceptación prácticamente total de la teoría de la evolución darvinista en dicha comunidad, no debería haber motivo de conflicto o confrontación alguno entre evolución y fe. En la actualidad, como he expresado anteriormente, más de la mitad de los científicos norteamericanos creen en Dios, según la encuesta realizada para la AAAS por el Pew Research Center, mientras el 41 % no creen, es decir, que los científicos creyentes superan ni más ni menos que en 10 puntos porcentuales a los científicos no creyentes. David Masci remarca que un siglo y medio después de la publicación de “El origen de las especies” del naturalista británico Charles Darwin, el cual sentó las bases de la teoría evolutiva por selección natural, la gran mayoría de los científicos ha aceptado la teoría de la evolución darviniana como base primordial para el entendimiento del desarrollo de la vida en la Tierra. Paradójicamente, aunque la teoría de la evolución aparentemente es presentada como contraria a la religión, esta teoría no ha puesto fin a la fe religiosa en la comunidad científica. Esto significa que la mayoría de los científicos del planeta no tienen problemas para conciliar su visión científica y racional del mundo con la fe en Dios.

 

Por otra parte, David Masci afirma que la comunidad científica es menos religiosa que el público en general. En otros sondeos realizados por el conocido Pew Forum, ha revelado que el 95 % de los adultos norteamericanos dicen creer en un Dios personal o un poder divino. Igualmente, el Instituto Gallup, el centro de encuestas de opinión más importante del mundo, en una encuesta realizada a principios de este siglo, reflejó que el 95 % de la sociedad estadounidense cree en Dios y el 70 % cree en la vida después de la muerte.

 

Algo curioso es que la sociedad norteamericana no comparte con los científicos la creencia en la teoría de la evolución. De hecho, tan sólo el 32 % de la opinión pública estadounidense cree que la teoría de la evolución es cierta, mientras el 87 % de los científicos de ese país afirman que la vida evolucionó a lo largo del tiempo siguiendo procesos naturales a través de la selección natural y por medio de mutaciones genéticas. Este dato lo reveló otro sondeo realizado por el Pew Forum en el 2009.

 

Según Masci, el 41 % de  los científicos estadounidenses declaran no tener ningún tipo afiliación religiosa particular y se describen como ateos, agnósticos o como nada en concreto.

 

En EE.UU. el 51 % de los norteamericanos se declaran protestantes y un 24 % católicos. No obstante, entre los científicos, un 21 % es protestante y tan sólo un 10 % es católico. En cuanto a la población judía, el 8 % de los científicos pertenecen a esta religión, frente a un 2 % de judíos de la población estadounidense general.  

 

Por otro lado, en el análisis del Pew Forum se encontraron divergencias en cuanto al grado de fe religiosa de los científicos en función de su especialidad. De hecho, los químicos son más proclives en creer en Dios (el 41 % de ellos), que los científicos del campo de la biología o la medicina (el 32 % de ellos).

 

En cuanto a la edad, paradójicamente son los científicos más jóvenes  (de entre 18 % y 34 %) los que tienden a creer en Dios o un poder superior que los científicos mayores.

 

Un dato realmente interesante y curioso es que el 60 % de los biólogos que creen en la teoría de la evolución son creyentes. También es significativo que el 51 % de los científicos de EE.UU. crean en Dios, puesto que los mejores científicos y universidades del mundo se encuentran en ese país.

 

Estos aplastantes y demoledores datos vienen a desmitificar esa creencia secular por parte de la sociedad de que la ciencia y religión son dos visiones del mundo incompatibles e irreconciliables. Por lo visto es compatible tener una visión natural y científica del mundo con la fe en Dios. No obstante, esa fe en Dios está hoy en día apoyada cada vez más con pruebas y argumentos racionales sólidos y genuinos. La ciencia está encontrando pruebas de la existencia de Dios o de la vida después de la muerte gracias al progreso en diversos campos científicos, como en la física cuántica, las neurociencias (neurología cuántica), la parapsicología, la psicología transpersonal, la sindonología, la tanatología, la neuroteología, etc.

 

Antes de acabar, como dato anecdótico, debo decir que Darwin no rechazó la idea de la existencia de Dios en base a sus descubrimientos científicos sobre la teoría de la evolución de la especies, sino que perdió parte de su fe en Dios debido al sufrimiento que le produjo la muerte de su hija predilecta, de 10 años de edad, en 1851, según diversas fuentes bibliográficas. No obstante, Darwin siempre mantuvo firme su fe y sus convicciones religiosas hasta el momento de su muerte (recordaré que Darwin se doctoró en Teología por la Universidad de Cambridge).

 

Finalizando este artículo, he de hacer constar que es paradójico que los mejores, los más brillantes y célebres científicos de la historia han sido creyentes: Isaac Newton, Copérnico, Galileo Galilei, Albert Einstein, J. Kepler, Arthur Eddington, Max Planck, Paul Dirac, Werner Heisenberg, Pasteur, Goethe, Blaise Pascal, Paul Davies, Carl Gustav Jung, Wolfgang Pauli, Schrödinger, Niels Bohr, Francis Collins, Gregor Mendel, Elisabeth Kübler-Ross, Arquímedes, John Eccles y un largo etcétera. Igualmente, los mejores filósofos o pensadores de la historia también eran creyentes: Platón, Pitágoras, Aristóteles, Sócrates, Kant, Friedrich Hegel, Victor Hugo, Schopenhauer, Francis Bacon, Descartes…   Por tanto, podemos decir que la razón y la inteligencia no están en conflicto con la fe en Dios, por lo que sería erróneo decir que los que creen en Dios son gente inculta, ingenua y débil. Sería una aberración afirmar, como lo hacen las personas de ideología atea o agnóstica, que la fe religiosa no es más que una forma de autoengaño, es decir, una superstición anacrónica y trasnochada. Los mejores científicos de la historia han encontrado pruebas y razones para creer en Dios. A medida que la ciencia profundiza en el conocimiento sobre el origen del universo, de la vida, de las leyes físicas y fenómenos que operan en la naturaleza, más comprenden los científicos que todo cuanto existe, toda la realidad visible e invisible, es una sublime manifestación de una inteligencia divina infinita y omnipotente.

 

  

FUENTES CONSULTADAS

 

Datos encuesta realizada para la AAAS por el Pew Research Center

Fuente: http://www.tendencias21.net/La-mitad-de-los-cientificos-es-creyente-y-casi-todos-aceptan-la-teoria-de-la-evolucion_a4037.html

 

Fuente foto de inicio (pintura de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina de la Basílica del Vaticano de Roma)

Fuente:  

http://humanidadyciencia.blogspot.com/2010_03_12_archive.html

 

 

ENLACE EXTERNO

 

Listado extenso de algunos de los más importantes y celébres científicos de la historia que eran creyentes (¡MUY INTERESANTE Y ELOCUENTE!)

Enlace: http://www.luxdomini.com/cientificos.htm

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 69 = 79