BIBLIOGRAFÍA

TÍTULO OBRA: DIOS EN EL CENTRO DE TODO

AUTOR: JESÚS FRAGA CID

EDITOR: ARTGERUST

SINOPSIS:

Por un lado tenemos la visión clásica de la ciencia newtoniana y neodarwinista basada en las premisas del materialismo, mecanicismo, positivismo y reduccionismo. Esta visión contempla al Universo como una gran máquina preprogramada que obedece leyes deterministas y mecanicistas y ausente de todo tipo de emoción. El ser humano es el último eslabón en la cadena evolutiva por el azar del Universo desde el Big Bang hace 13.800 millones de años. En este contexto, conceptos religiosos como Dios, alma, pecado, libre albedrío o vida después de la muerte no son más una sarta de patrañas, fruto del pensamiento mágico y trasnochado, un anacronismo. Eses conceptos fueron relegados por la ciencia tradicional al mundo de la imaginario y superstición.


Por otro lado tenemos todo un conjunto de sistemas religiosos jerarquizados, institutonacionalizados y organizados, cargada de dogmas, preceptos y sistema de valores, que nos “venden” una vida eterna repleta de amor y felicidad en un idílico paraíso o su opuesto, en un eterno infierno. En esta cosmovisión, el origen del ser humano y de Universo es Dios. El hombre alberga la chispa divina que le dota de inmortalidad. 


Entre esas dos visiones aparece una tercera vía que sirve de puente entre ambas: el metarrealismo. Los viejos conflictos entre Dios y Ciencia, materialismo y espiritualismo, razón y fe se desvanecerían. La razón: la revolución de la Nueva Física a principios del siglo XX. La teoría general de la relatividad de Albert Einstein y teoría cuántica de Niels Börh, Max Planck, Paul Dirac, Werner Heisenberg y Wolfgang Pauli revolucionaría todo el pensamiento científico y nos ofrecería una visión del universo mucho más mágica y enigmática. El Universo sería un gran holograma, una proyección tridimensional que nuestro cerebro trata de recrear. La realidad cotidiana de nuestras vidas sería una ilusión, al igual que una imagen holográfica. Nacería así un nuevo paradigma, el paradigma holográfico, en donde se contempla al Universo y ser humanos con infinitas posibilidades. En este contexto, la existencia de Dios, vida inteligente extraterrestre y vida después de la muerte tendrían su sentido. La consciencia humana se perfilaría como un proceso cuántico que transciende a la materia. Por otro lado, la teoría de supercuerdas de la física cuántica nos proporciona la existencia de universos múltiples y paralelos. Todo está conectado a todo de manera holística y entrelazada. La aparición de otros paradigmas en los dominios, no solo de la física, sino de la biología evolutiva, la psicología transpersonal, la tanatología y la neuroteología nos llevarían a una reconciliación histórica entre razón y fe.


COMPRA ON LINE

ENLACE:http://www.artgerust.com/libro/dios-en-el-centro-de-todo-por-jesus-fraga-cid/44003

BIBLIOGRAFÍA

TÍTULO OBRA: DIOS EN EL CENTRO DE TODO

AUTOR: JESÚS FRAGA CID

EDITOR: ARTGERUST

SINOPSIS:

Por un lado tenemos la visión clásica de la ciencia newtoniana y neodarwinista basada en las premisas del materialismo, mecanicismo, positivismo y reduccionismo. Esta visión contempla al Universo como una gran máquina preprogramada que obedece leyes deterministas y mecanicistas y ausente de todo tipo de emoción. El ser humano es el último eslabón en la cadena evolutiva por el azar del Universo desde el Big Bang hace 13.800 millones de años. En este contexto, conceptos religiosos como Dios, alma, pecado, libre albedrío o vida después de la muerte no son más una sarta de patrañas, fruto del pensamiento mágico y trasnochado, un anacronismo. Eses conceptos fueron relegados por la ciencia tradicional al mundo de la imaginario y superstición.


Por otro lado tenemos todo un conjunto de sistemas religiosos jerarquizados, institutonacionalizados y organizados, cargada de dogmas, preceptos y sistema de valores, que nos “venden” una vida eterna repleta de amor y felicidad en un idílico paraíso o su opuesto, en un eterno infierno. En esta cosmovisión, el origen del ser humano y de Universo es Dios. El hombre alberga la chispa divina que le dota de inmortalidad. 


Entre esas dos visiones aparece una tercera vía que sirve de puente entre ambas: el metarrealismo. Los viejos conflictos entre Dios y Ciencia, materialismo y espiritualismo, razón y fe se desvanecerían. La razón: la revolución de la Nueva Física a principios del siglo XX. La teoría general de la relatividad de Albert Einstein y teoría cuántica de Niels Börh, Max Planck, Paul Dirac, Werner Heisenberg y Wolfgang Pauli revolucionaría todo el pensamiento científico y nos ofrecería una visión del universo mucho más mágica y enigmática. El Universo sería un gran holograma, una proyección tridimensional que nuestro cerebro trata de recrear. La realidad cotidiana de nuestras vidas sería una ilusión, al igual que una imagen holográfica. Nacería así un nuevo paradigma, el paradigma holográfico, en donde se contempla al Universo y ser humanos con infinitas posibilidades. En este contexto, la existencia de Dios, vida inteligente extraterrestre y vida después de la muerte tendrían su sentido. La consciencia humana se perfilaría como un proceso cuántico que transciende a la materia. Por otro lado, la teoría de supercuerdas de la física cuántica nos proporciona la existencia de universos múltiples y paralelos. Todo está conectado a todo de manera holística y entrelazada. La aparición de otros paradigmas en los dominios, no solo de la física, sino de la biología evolutiva, la psicología transpersonal, la tanatología y la neuroteología nos llevarían a una reconciliación histórica entre razón y fe.


COMPRA ON LINE

ENLACE:http://www.artgerust.com/libro/dios-en-el-centro-de-todo-por-jesus-fraga-cid/44003