THANATOLOGY

ELREVOLUCIONARIO FENÓMENO DE LAS COINCIDENCIAS DE LAMUERTE: EL PUENTE HACIA UN NUEVO HORIZONTE EVOLUTIVO SUPERIOR DE LA CONSCIENCIA

Sihay un fenómeno realmente extraordinario, genuino y revolucionario,al margen de las experiencias de muerte compartidas, estrechamentevinculado a las experiencias cercanas a la muerte (ECMs), no puedeser otro que el de las coincidenciasdurante el trance de muerte.Se le conoce como ECMscolectivas,es decir, cuando un grupo de personas comparten las misma experienciaen el más allá. Se trata de casos de personas que ante unasituación límite para la vida humana (siniestros aéreos,ferroviarios, situaciones de combate en conflictos armados, víctimasde desastres naturales, de terrorismo, etc.) pasan por la mismaexperiencia en el momento de la muerte. Por ejemplo, dos personas quefueron víctimas de una mina antipersona experimentan una ECM endonde comparten la misma vivencia. Esas dos personas experimentan elefecto túnel, la luz, la experiencia extracorpórea, la revisiónpanorámica vital y visión de otros mundos. Pero la diferenciaestriba en que viven un especie de estado de “unidad dual”, esdecir, ambas personas reviven empáticamente el fenómeno de lamuerte. Usualmente, se informa que en las ECMs colectivas los sujetosque han perdido las funciones vitales de manera temporal sereencuentran en el más allá. Es una experiencia mística compartidapor dos o más personas.

Técnicamente hablando, el fenómeno de las coincidencias de la muerte seproduce cuando los familiares o los amigos de los que mueren

los acompañan hasta el otro plano existencial yposteriormente regresan a sus cuerpos. Es una experiencia cercana a la muertecompartida en la que se adentran por un momento por la puerta de la muerte. Sibien, en muchos casos uno de los acompañante durante una ECM suele finalmenteromper el vinculo definitivo con su cuerpo en la Tierra y seguir suevolución en el otro plano dimensional. Los elementos de las coincidencias dela muerte son los mismos que en las ECMs: la experiencia extracorpórea, eltúnel, la luz, el repaso de la vida, las apariciones o reencuentro con seres deotros mundos, generalmente los parientes y amigos fallecidos, el regreso alcuerpo y la transformación personal

Existen una serie de elementos en lascoincidencias durante el trance de muerte muy comunes:

1.La experiencia suele ser beatífica, aunque a veces desorientadora

2.La experiencia puede ser colectiva

3.La coincidencias de la muerte entre dos o más personas puedendeberse a cualquier etiología y producirse a kilómetros dedistancia entre las personas que comparten la misma ECM.

4.La coincidencias de muerte compartida suelen producirse en el sueño,aunque también se dan durante el estado de vigilia

5.Pueden producirse por diferentes propósitos

Paratener una mínima idea de lo que estoy hablando, voy a presentar unaserie de casos reales ilustrativos en donde se puede apreciar laimportancia de este fenómeno como modelo probatorio de la vidadespués de la muerte. Los primeros 5 casos reales que expondré acontinuación fueron extraídos de libro “Vida después de lapérdida” de Raymond A. Moody y Dianne Arcangel (Editorial Edaf).Posteriormente, presentaré otros dos casos reales recogidos en ellibro “Yo vi la luz” de Dr. Enrique Vila López (EdicionesAbsalon).

Casosrecogidos en el libro “Vida después de la pérdida” (RaymondMoody – Dianne Arcangel)


1.Caso real

Estaes la historia de Joan. Mientras dormía en su habitación con sumarido, que tenía una enfermedad terminal, Joan tuvo una especie“sueño lúcido” en de se paseaba con su marido por un sendero,cruzaban una parada y entraban en un túnel oscuro. Cuando estabandentro, los rodeó una luz suave, aunque brillante, que les iluminóel camino. Ella sentía amor y una paz inefable, y entonces su maridole dijo: “Joanie, ahora debes volver”. Al principio ella no lehizo caso y siguió caminando, pero cuando él le tiró del hombro,ella se volvió. Vio con asombro que su marido parecía sano,atlético y sin gafas, como su juventud”. Joan sintió que habíanllegado al punto de despedida y se volvió para marcharse, peroentonces sonó un ruido ante su ventana y se despertó. Cuando abriólos ojos, vio que su querido esposo había fallecido esa misma noche.Para Joan, el haber experimentado el proceso de la muerte de sumarido y de manera compartida, aunque ella tuviese “billete devuelta”, ha hecho que su perdida sea más soportable.

2.Caso real

ElDr. Ash, profesor de medicina interna, se encontraba en la difícilsituación de tener que reanimar a su madre, que yacía en la cama deun hospital. Mientras intentaba desesperadamente hacerla volver, eldoctor sintió que se elevaba por encima de su cuerpo y se vio a símismo, desde el techo, trabajando con el cuerpo de su madre con elfin de reanimarla. “Caramba, debo de haber caído en un estado deshock”, pensó. Cuando miró a su alrededor para orientarse, la viode pie a su lado: “Mi madre era diferente del cuerpo anciano queestaba tendido allí abajo, en la cama”, explicó. “Estabarejuvenecida, joven y sana otra vez”. El doctor Ash y su madremantuvieron una conversación de corazón a corazón y, por último,se despidieron. “La ví alejarse hacia un túnel del que salía unaluz brillante, reconfortante, y, cuando se acercó a la luz, yoregresé a mi cuerpo automáticamente”. De repente, una vez en sucuerpo pudo comprobar que su madre acababa de fallecer.

3.Caso real

Louise,enfermera de hospicio, lista y con sentido del humor, me estabaayudando con unos papeleos cuando, de pronto, le cambió la cara.Parecía que estaba muy lejos, y cierto modo lo estaba: había vueltoen el tiempo y volvía vivir la muerte de su padre.

Supadre moría tras una larga lucha contra un cáncer terminal, rodeadode su familia. Louise, muy aliviada al verlo morir en paz, le tomóla mano entre las suyas.

-En ese momento, sentí como si pasara a través de mí – contabaLouise. Su energía le salía de la mano, pasaba por la mía y mesubía por el brazo. Yo estaba intentando ordenar mis ideas cuando vique se ponía ante mí una mujer alta, delgada, rubia. Pensé,asombrada: ¡Qué grosería la de esa mujer! ¡Interponerse entre mipadre y yo cuando acaba de morirse! ¿Quién será? La mujer seguíade pie entre mi padre y yo y contemplaba su cuerpo.

-¡ Ay, caramba! ¡Si soy yo! – dijo Louise por fin, atónita ysorprendida al ver que la imagen de la mujer era la suya propia.Entonces oyó la risa vibrante de su padre. Se volvió y lo vio depie a su lado, totalmente rejuvenecido.

-Mi padre me dio un abrazo alegre, cálido y amoroso, y al mismotiempo me traspasó una información inagotable. Me contó en uninstante todo lo que hay que saber de la vida, del amor y de lamuerte. Después, nos absorbió un vacío poderoso hasta llevarnos aun pasadizo que parecía conducir al infinito. Los dos volábamossuavemente, casi magnéticamente, hacia una luz de la que salíanformas humanas. Yo no podía identificar todas las apariciones, peroreconocí a mis abuelos, tíos y tías fallecidos. Pero mi padre losconocía a todos, evidentemente, pues se apresuró a dirigirse haciaellos. Cuando estuvo entre ellos, lo rodearon y le dieron labienvenida a su círculo de amor.

Cuandosu padre y las apariciones se perdieron entre la luz, el túnel secerró desde fuera en un movimiento circular, como el diafragma deuna cámara fotográfica, y en aquel punto Louise volvió a su cuerpode golpe.

-Quise ponerme a dar gritos de alegría; pero miré a mi alrededor yvi otras personas afligidas en la sala del hospital y comprendí queno podía hacerlo.

-Antes de mi coincidencia, no sabía qué pensar de las experienciaspróximas a la muerte o de la vida tras la muerte -dijo Louise- Ahora estoy convencida de que hay algo.

Sepregunta, además, si otros miembros de su familia fueron compañerosde su viaje.

-No dejo de recordar las otras caras gozosas que vi aquel díaalrededor de la cama de mi padre.

Nota:Si otras personas hubieran compartido la misma experiencia de Louise,estaríamos hablando de una coincidencia de la muerte colectiva.

4.Caso real

Elpadre de Amy tenía síntomas semejantes a los de la gripe, y lohospitalizaron para hacerle unos análisis.

-Pasé allí dos días, junto a su cama – cuenta ella -, hasta que,por fin, tuve que volver a casa unas horas. Estaba durmiendo cuandosentí de pronto una sacudida que me puso en pie. Intentéreorientarme, pero floté entrando en una luz de paz y vi a mi padrea mi lado. Me sentí desconectada de la realidad, pero cuando volvíen mí me dirigí de nuevo al hospital.

CuandoAmy entró en la habitación de su padre, descubrió que este habíafallecido en el momento exacto de la experiencia de ella.

Casosreales recogidos en el libro “Yo vi la luz” del Dr. Enrique VilaLópez

1.Caso real

ElDr. Enrique Vila recoge dos casos de coincidencias durante el trancede muerte. En el primero de ellos, recogido en su best-seller “Yovi la luz”, hace mención a un caso de un matrimonio español congraves problemas afectivos. La mujer sufría de malos tratos porparte de su marido en el ámbito doméstico hasta tal punto que undía le pegó un tiro en la cabeza con una pistola que casi la mata.En ese momento, la mujer sufrió una experiencia cercana a la muerteen donde abandona su cuerpo y recorre un estrecho túnel quedesemboca en una radiante y potente luz. Durante el curso de su ECMobserva sorprendida a su marido en el más allá. Lo ve totalmentecompungido y consternado por todo el daño que le había hecho a elladurante su relación de pareja en la Tierra y le dice a ella quetodavía no es su hora de partir. Después la mujer en cuestiónpierde de vista su marido al adentrarse en la luz. Cuando la mujerregresa a la vida, informa que la policía había procedido aregistrar su domicilio. La policía le notificó que, después deintentar asesinarla, su marido se suicidó instantes posteriores conuna pistola. Ella, obviamente, sabía que él había muerto a travésde su ECM, aunque se lo reservó para ella misma. La policíaprocedió, como es menester, a tomar declaración de los hechos.

2.Caso real

EnriqueVila informa otro caso de coincidencia de la muerte. Hace referencia en un caso de una mujer que sufrió un infarto que la dejo “muerta”temporalmente. Fue llevada de urgencia a un hospital en donde losmédicos comprobaron que sus funciones vitales habían desaparecido.Durante ese estado, esta mujer dijo haber recorrido un largo yestrecho túnel que le atraía magnéticamente hacia un punto de luz. En su viaje hacia la luz se percata de la presencia de un serluminoso. Al acercarse a la luz, se da cuenta, para más seña, deque se trataba de su actual marido. Ella no entendía lo que pasaba.El marido le hizo saber que sufrió un accidente mortal con el coche.Le comentó que no se preocupara por él puesto que ahora seencuentra bien en donde está. Se despide de ella haciéndole verque todavía no es su momento de partir. El caso es que el personalsanitario logran salvar la vida de esta mujer. Una vez clínicamenteestabilizada y consciente, le hizó una observación a los médicossobre su episodio con la muerte. Les informa a los médicos que habíavisto en el más allá a su marido y éste le comentó que habíasufrido un fatal accidente de tráfico. Los médicos, un tantoconfundidos y perplejos, fueron a comprobar los hechos. Más tarde, esta mujerrecibe noticias por parte del personal hospitalario notificándoleque su marido acababa de fallecer por un accidente automovilísticoen la otra punta de la ciudad.

Dealguna manera, en estos dos casos, la ECM es compartida. Los testigos se enteran por primera vez de manera directa y personal de la muertede un familiar o amigo cercano, a pesar de que dichos testigosestaban completamente inconscientes por coma o muerte clínica. Noobtienen esa información a través de los canales sensorialesordinarios (materialmente inviable esta posibilidad, ya que lostestigos no tenían forma humana de saberlo, por su situaciónclínica), sino a través del estado alterado de consciencia quetuvieron durante la ECM.

Estaes la historia de estos dos  casos, del cual desconozco los detalles máspormenorizados, en donde aparecen como común denominador el mismoelemento: la experiencia cercana a la muerte compartida. No se debeconfundir con las experiencias de muerte compartidas a menudorelatadas en la literatura médica en los casos de moribundos en lasUnidades de Cuidados Paliativos de los hospicios, residencias uhospitales. Esas experiencias, aunque tienen ciertos elementos deconexión con las coincidencias de la muerte, se diferencian con lasexperiencias de muerte compartidas en el sentido de que losacompañantes del moribundo (médicos, enfermeros/as, sanitarios,voluntarios/as y familiares) reviven de manera empática las mismasvivencias que el moribundo (cambio de aspecto de la habitación,seres de luz que entran en el lecho de muerte del moribundo desde elotro mundo para dar consuelo, esperanza, paz y coraje a la hora derealizar el tránsito, niebla o humo que desprende el moribundo en suúltimo aliento, el destello de una luz mística sobrenatural queinunda la habitación durante unos segundos en el momento del óbito,sombras que surgen desde los pies de la cama con figura humana, lapresencia de arquetipos junguianos simbólicos relacionados con lamuerte, como la aparición de la nada, sin ninguna causa naturalaparente, de una mariposa, etc.,).

Propósitouniversal de las coincidencias de la muerte


Sonmuchos los propósitos que cumplen las coincidencias de la muerte,entre ellas nos hace ver que no hay nada que temer a la muerte, quela esperanza jamás se puede perder, que somos inmortales, que laseparación física de un ser querido no es definitiva o parasiempre, sino que es temporal, que nuestra misión en la Tierra es elamor y el aprendizaje espiritual, que la vida tiene un sentido y unpropósito, por muy aleatoria que nos parezca, que no estamos solos,que todas las adversidades que tenemos en la vida o sufrimientos noson más que pruebas para aprender, madurar y evolucionarespiritualmente y que debemos respetarnos a nosotros mismos, a todoslos humanos y a los seres vivos del planeta. Pero, el principal propósitode las coincidencias de la muerte es lograr un empuje evolutivo a un nuevo horizonte para lograr unestado espiritual y de consciencia superior, más humano, ético y espiritualmentehablando. 

THANATOLOGY

ELREVOLUCIONARIO FENÓMENO DE LAS COINCIDENCIAS DE LAMUERTE: EL PUENTE HACIA UN NUEVO HORIZONTE EVOLUTIVO SUPERIOR DE LA CONSCIENCIA

Sihay un fenómeno realmente extraordinario, genuino y revolucionario,al margen de las experiencias de muerte compartidas, estrechamentevinculado a las experiencias cercanas a la muerte (ECMs), no puedeser otro que el de las coincidenciasdurante el trance de muerte.Se le conoce como ECMscolectivas,es decir, cuando un grupo de personas comparten las misma experienciaen el más allá. Se trata de casos de personas que ante unasituación límite para la vida humana (siniestros aéreos,ferroviarios, situaciones de combate en conflictos armados, víctimasde desastres naturales, de terrorismo, etc.) pasan por la mismaexperiencia en el momento de la muerte. Por ejemplo, dos personas quefueron víctimas de una mina antipersona experimentan una ECM endonde comparten la misma vivencia. Esas dos personas experimentan elefecto túnel, la luz, la experiencia extracorpórea, la revisiónpanorámica vital y visión de otros mundos. Pero la diferenciaestriba en que viven un especie de estado de “unidad dual”, esdecir, ambas personas reviven empáticamente el fenómeno de lamuerte. Usualmente, se informa que en las ECMs colectivas los sujetosque han perdido las funciones vitales de manera temporal sereencuentran en el más allá. Es una experiencia mística compartidapor dos o más personas.

Técnicamente hablando, el fenómeno de las coincidencias de la muerte seproduce cuando los familiares o los amigos de los que mueren

los acompañan hasta el otro plano existencial yposteriormente regresan a sus cuerpos. Es una experiencia cercana a la muertecompartida en la que se adentran por un momento por la puerta de la muerte. Sibien, en muchos casos uno de los acompañante durante una ECM suele finalmenteromper el vinculo definitivo con su cuerpo en la Tierra y seguir suevolución en el otro plano dimensional. Los elementos de las coincidencias dela muerte son los mismos que en las ECMs: la experiencia extracorpórea, eltúnel, la luz, el repaso de la vida, las apariciones o reencuentro con seres deotros mundos, generalmente los parientes y amigos fallecidos, el regreso alcuerpo y la transformación personal

Existen una serie de elementos en lascoincidencias durante el trance de muerte muy comunes:

1.La experiencia suele ser beatífica, aunque a veces desorientadora

2.La experiencia puede ser colectiva

3.La coincidencias de la muerte entre dos o más personas puedendeberse a cualquier etiología y producirse a kilómetros dedistancia entre las personas que comparten la misma ECM.

4.La coincidencias de muerte compartida suelen producirse en el sueño,aunque también se dan durante el estado de vigilia

5.Pueden producirse por diferentes propósitos

Paratener una mínima idea de lo que estoy hablando, voy a presentar unaserie de casos reales ilustrativos en donde se puede apreciar laimportancia de este fenómeno como modelo probatorio de la vidadespués de la muerte. Los primeros 5 casos reales que expondré acontinuación fueron extraídos de libro “Vida después de lapérdida” de Raymond A. Moody y Dianne Arcangel (Editorial Edaf).Posteriormente, presentaré otros dos casos reales recogidos en ellibro “Yo vi la luz” de Dr. Enrique Vila López (EdicionesAbsalon).

Casosrecogidos en el libro “Vida después de la pérdida” (RaymondMoody – Dianne Arcangel)


1.Caso real

Estaes la historia de Joan. Mientras dormía en su habitación con sumarido, que tenía una enfermedad terminal, Joan tuvo una especie“sueño lúcido” en de se paseaba con su marido por un sendero,cruzaban una parada y entraban en un túnel oscuro. Cuando estabandentro, los rodeó una luz suave, aunque brillante, que les iluminóel camino. Ella sentía amor y una paz inefable, y entonces su maridole dijo: “Joanie, ahora debes volver”. Al principio ella no lehizo caso y siguió caminando, pero cuando él le tiró del hombro,ella se volvió. Vio con asombro que su marido parecía sano,atlético y sin gafas, como su juventud”. Joan sintió que habíanllegado al punto de despedida y se volvió para marcharse, peroentonces sonó un ruido ante su ventana y se despertó. Cuando abriólos ojos, vio que su querido esposo había fallecido esa misma noche.Para Joan, el haber experimentado el proceso de la muerte de sumarido y de manera compartida, aunque ella tuviese “billete devuelta”, ha hecho que su perdida sea más soportable.

2.Caso real

ElDr. Ash, profesor de medicina interna, se encontraba en la difícilsituación de tener que reanimar a su madre, que yacía en la cama deun hospital. Mientras intentaba desesperadamente hacerla volver, eldoctor sintió que se elevaba por encima de su cuerpo y se vio a símismo, desde el techo, trabajando con el cuerpo de su madre con elfin de reanimarla. “Caramba, debo de haber caído en un estado deshock”, pensó. Cuando miró a su alrededor para orientarse, la viode pie a su lado: “Mi madre era diferente del cuerpo anciano queestaba tendido allí abajo, en la cama”, explicó. “Estabarejuvenecida, joven y sana otra vez”. El doctor Ash y su madremantuvieron una conversación de corazón a corazón y, por último,se despidieron. “La ví alejarse hacia un túnel del que salía unaluz brillante, reconfortante, y, cuando se acercó a la luz, yoregresé a mi cuerpo automáticamente”. De repente, una vez en sucuerpo pudo comprobar que su madre acababa de fallecer.

3.Caso real

Louise,enfermera de hospicio, lista y con sentido del humor, me estabaayudando con unos papeleos cuando, de pronto, le cambió la cara.Parecía que estaba muy lejos, y cierto modo lo estaba: había vueltoen el tiempo y volvía vivir la muerte de su padre.

Supadre moría tras una larga lucha contra un cáncer terminal, rodeadode su familia. Louise, muy aliviada al verlo morir en paz, le tomóla mano entre las suyas.

-En ese momento, sentí como si pasara a través de mí – contabaLouise. Su energía le salía de la mano, pasaba por la mía y mesubía por el brazo. Yo estaba intentando ordenar mis ideas cuando vique se ponía ante mí una mujer alta, delgada, rubia. Pensé,asombrada: ¡Qué grosería la de esa mujer! ¡Interponerse entre mipadre y yo cuando acaba de morirse! ¿Quién será? La mujer seguíade pie entre mi padre y yo y contemplaba su cuerpo.

-¡ Ay, caramba! ¡Si soy yo! – dijo Louise por fin, atónita ysorprendida al ver que la imagen de la mujer era la suya propia.Entonces oyó la risa vibrante de su padre. Se volvió y lo vio depie a su lado, totalmente rejuvenecido.

-Mi padre me dio un abrazo alegre, cálido y amoroso, y al mismotiempo me traspasó una información inagotable. Me contó en uninstante todo lo que hay que saber de la vida, del amor y de lamuerte. Después, nos absorbió un vacío poderoso hasta llevarnos aun pasadizo que parecía conducir al infinito. Los dos volábamossuavemente, casi magnéticamente, hacia una luz de la que salíanformas humanas. Yo no podía identificar todas las apariciones, peroreconocí a mis abuelos, tíos y tías fallecidos. Pero mi padre losconocía a todos, evidentemente, pues se apresuró a dirigirse haciaellos. Cuando estuvo entre ellos, lo rodearon y le dieron labienvenida a su círculo de amor.

Cuandosu padre y las apariciones se perdieron entre la luz, el túnel secerró desde fuera en un movimiento circular, como el diafragma deuna cámara fotográfica, y en aquel punto Louise volvió a su cuerpode golpe.

-Quise ponerme a dar gritos de alegría; pero miré a mi alrededor yvi otras personas afligidas en la sala del hospital y comprendí queno podía hacerlo.

-Antes de mi coincidencia, no sabía qué pensar de las experienciaspróximas a la muerte o de la vida tras la muerte -dijo Louise- Ahora estoy convencida de que hay algo.

Sepregunta, además, si otros miembros de su familia fueron compañerosde su viaje.

-No dejo de recordar las otras caras gozosas que vi aquel díaalrededor de la cama de mi padre.

Nota:Si otras personas hubieran compartido la misma experiencia de Louise,estaríamos hablando de una coincidencia de la muerte colectiva.

4.Caso real

Elpadre de Amy tenía síntomas semejantes a los de la gripe, y lohospitalizaron para hacerle unos análisis.

-Pasé allí dos días, junto a su cama – cuenta ella -, hasta que,por fin, tuve que volver a casa unas horas. Estaba durmiendo cuandosentí de pronto una sacudida que me puso en pie. Intentéreorientarme, pero floté entrando en una luz de paz y vi a mi padrea mi lado. Me sentí desconectada de la realidad, pero cuando volvíen mí me dirigí de nuevo al hospital.

CuandoAmy entró en la habitación de su padre, descubrió que este habíafallecido en el momento exacto de la experiencia de ella.

Casosreales recogidos en el libro “Yo vi la luz” del Dr. Enrique VilaLópez

1.Caso real

ElDr. Enrique Vila recoge dos casos de coincidencias durante el trancede muerte. En el primero de ellos, recogido en su best-seller “Yovi la luz”, hace mención a un caso de un matrimonio español congraves problemas afectivos. La mujer sufría de malos tratos porparte de su marido en el ámbito doméstico hasta tal punto que undía le pegó un tiro en la cabeza con una pistola que casi la mata.En ese momento, la mujer sufrió una experiencia cercana a la muerteen donde abandona su cuerpo y recorre un estrecho túnel quedesemboca en una radiante y potente luz. Durante el curso de su ECMobserva sorprendida a su marido en el más allá. Lo ve totalmentecompungido y consternado por todo el daño que le había hecho a elladurante su relación de pareja en la Tierra y le dice a ella quetodavía no es su hora de partir. Después la mujer en cuestiónpierde de vista su marido al adentrarse en la luz. Cuando la mujerregresa a la vida, informa que la policía había procedido aregistrar su domicilio. La policía le notificó que, después deintentar asesinarla, su marido se suicidó instantes posteriores conuna pistola. Ella, obviamente, sabía que él había muerto a travésde su ECM, aunque se lo reservó para ella misma. La policíaprocedió, como es menester, a tomar declaración de los hechos.

2.Caso real

EnriqueVila informa otro caso de coincidencia de la muerte. Hace referencia en un caso de una mujer que sufrió un infarto que la dejo “muerta”temporalmente. Fue llevada de urgencia a un hospital en donde losmédicos comprobaron que sus funciones vitales habían desaparecido.Durante ese estado, esta mujer dijo haber recorrido un largo yestrecho túnel que le atraía magnéticamente hacia un punto de luz. En su viaje hacia la luz se percata de la presencia de un serluminoso. Al acercarse a la luz, se da cuenta, para más seña, deque se trataba de su actual marido. Ella no entendía lo que pasaba.El marido le hizo saber que sufrió un accidente mortal con el coche.Le comentó que no se preocupara por él puesto que ahora seencuentra bien en donde está. Se despide de ella haciéndole verque todavía no es su momento de partir. El caso es que el personalsanitario logran salvar la vida de esta mujer. Una vez clínicamenteestabilizada y consciente, le hizó una observación a los médicossobre su episodio con la muerte. Les informa a los médicos que habíavisto en el más allá a su marido y éste le comentó que habíasufrido un fatal accidente de tráfico. Los médicos, un tantoconfundidos y perplejos, fueron a comprobar los hechos. Más tarde, esta mujerrecibe noticias por parte del personal hospitalario notificándoleque su marido acababa de fallecer por un accidente automovilísticoen la otra punta de la ciudad.

Dealguna manera, en estos dos casos, la ECM es compartida. Los testigos se enteran por primera vez de manera directa y personal de la muertede un familiar o amigo cercano, a pesar de que dichos testigosestaban completamente inconscientes por coma o muerte clínica. Noobtienen esa información a través de los canales sensorialesordinarios (materialmente inviable esta posibilidad, ya que lostestigos no tenían forma humana de saberlo, por su situaciónclínica), sino a través del estado alterado de consciencia quetuvieron durante la ECM.

Estaes la historia de estos dos  casos, del cual desconozco los detalles máspormenorizados, en donde aparecen como común denominador el mismoelemento: la experiencia cercana a la muerte compartida. No se debeconfundir con las experiencias de muerte compartidas a menudorelatadas en la literatura médica en los casos de moribundos en lasUnidades de Cuidados Paliativos de los hospicios, residencias uhospitales. Esas experiencias, aunque tienen ciertos elementos deconexión con las coincidencias de la muerte, se diferencian con lasexperiencias de muerte compartidas en el sentido de que losacompañantes del moribundo (médicos, enfermeros/as, sanitarios,voluntarios/as y familiares) reviven de manera empática las mismasvivencias que el moribundo (cambio de aspecto de la habitación,seres de luz que entran en el lecho de muerte del moribundo desde elotro mundo para dar consuelo, esperanza, paz y coraje a la hora derealizar el tránsito, niebla o humo que desprende el moribundo en suúltimo aliento, el destello de una luz mística sobrenatural queinunda la habitación durante unos segundos en el momento del óbito,sombras que surgen desde los pies de la cama con figura humana, lapresencia de arquetipos junguianos simbólicos relacionados con lamuerte, como la aparición de la nada, sin ninguna causa naturalaparente, de una mariposa, etc.,).

Propósitouniversal de las coincidencias de la muerte


Sonmuchos los propósitos que cumplen las coincidencias de la muerte,entre ellas nos hace ver que no hay nada que temer a la muerte, quela esperanza jamás se puede perder, que somos inmortales, que laseparación física de un ser querido no es definitiva o parasiempre, sino que es temporal, que nuestra misión en la Tierra es elamor y el aprendizaje espiritual, que la vida tiene un sentido y unpropósito, por muy aleatoria que nos parezca, que no estamos solos,que todas las adversidades que tenemos en la vida o sufrimientos noson más que pruebas para aprender, madurar y evolucionarespiritualmente y que debemos respetarnos a nosotros mismos, a todoslos humanos y a los seres vivos del planeta. Pero, el principal propósitode las coincidencias de la muerte es lograr un empuje evolutivo a un nuevo horizonte para lograr unestado espiritual y de consciencia superior, más humano, ético y espiritualmentehablando. 

THANATOLOGY

ELREVOLUCIONARIO FENÓMENO DE LAS COINCIDENCIAS DE LAMUERTE: EL PUENTE HACIA UN NUEVO HORIZONTE EVOLUTIVO SUPERIOR DE LA CONSCIENCIA

Sihay un fenómeno realmente extraordinario, genuino y revolucionario,al margen de las experiencias de muerte compartidas, estrechamentevinculado a las experiencias cercanas a la muerte (ECMs), no puedeser otro que el de las coincidenciasdurante el trance de muerte.Se le conoce como ECMscolectivas,es decir, cuando un grupo de personas comparten las misma experienciaen el más allá. Se trata de casos de personas que ante unasituación límite para la vida humana (siniestros aéreos,ferroviarios, situaciones de combate en conflictos armados, víctimasde desastres naturales, de terrorismo, etc.) pasan por la mismaexperiencia en el momento de la muerte. Por ejemplo, dos personas quefueron víctimas de una mina antipersona experimentan una ECM endonde comparten la misma vivencia. Esas dos personas experimentan elefecto túnel, la luz, la experiencia extracorpórea, la revisiónpanorámica vital y visión de otros mundos. Pero la diferenciaestriba en que viven un especie de estado de “unidad dual”, esdecir, ambas personas reviven empáticamente el fenómeno de lamuerte. Usualmente, se informa que en las ECMs colectivas los sujetosque han perdido las funciones vitales de manera temporal sereencuentran en el más allá. Es una experiencia mística compartidapor dos o más personas.

Técnicamente hablando, el fenómeno de las coincidencias de la muerte seproduce cuando los familiares o los amigos de los que mueren

los acompañan hasta el otro plano existencial yposteriormente regresan a sus cuerpos. Es una experiencia cercana a la muertecompartida en la que se adentran por un momento por la puerta de la muerte. Sibien, en muchos casos uno de los acompañante durante una ECM suele finalmenteromper el vinculo definitivo con su cuerpo en la Tierra y seguir suevolución en el otro plano dimensional. Los elementos de las coincidencias dela muerte son los mismos que en las ECMs: la experiencia extracorpórea, eltúnel, la luz, el repaso de la vida, las apariciones o reencuentro con seres deotros mundos, generalmente los parientes y amigos fallecidos, el regreso alcuerpo y la transformación personal

Existen una serie de elementos en lascoincidencias durante el trance de muerte muy comunes:

1.La experiencia suele ser beatífica, aunque a veces desorientadora

2.La experiencia puede ser colectiva

3.La coincidencias de la muerte entre dos o más personas puedendeberse a cualquier etiología y producirse a kilómetros dedistancia entre las personas que comparten la misma ECM.

4.La coincidencias de muerte compartida suelen producirse en el sueño,aunque también se dan durante el estado de vigilia

5.Pueden producirse por diferentes propósitos

Paratener una mínima idea de lo que estoy hablando, voy a presentar unaserie de casos reales ilustrativos en donde se puede apreciar laimportancia de este fenómeno como modelo probatorio de la vidadespués de la muerte. Los primeros 5 casos reales que expondré acontinuación fueron extraídos de libro “Vida después de lapérdida” de Raymond A. Moody y Dianne Arcangel (Editorial Edaf).Posteriormente, presentaré otros dos casos reales recogidos en ellibro “Yo vi la luz” de Dr. Enrique Vila López (EdicionesAbsalon).

Casosrecogidos en el libro “Vida después de la pérdida” (RaymondMoody – Dianne Arcangel)


1.Caso real

Estaes la historia de Joan. Mientras dormía en su habitación con sumarido, que tenía una enfermedad terminal, Joan tuvo una especie“sueño lúcido” en de se paseaba con su marido por un sendero,cruzaban una parada y entraban en un túnel oscuro. Cuando estabandentro, los rodeó una luz suave, aunque brillante, que les iluminóel camino. Ella sentía amor y una paz inefable, y entonces su maridole dijo: “Joanie, ahora debes volver”. Al principio ella no lehizo caso y siguió caminando, pero cuando él le tiró del hombro,ella se volvió. Vio con asombro que su marido parecía sano,atlético y sin gafas, como su juventud”. Joan sintió que habíanllegado al punto de despedida y se volvió para marcharse, peroentonces sonó un ruido ante su ventana y se despertó. Cuando abriólos ojos, vio que su querido esposo había fallecido esa misma noche.Para Joan, el haber experimentado el proceso de la muerte de sumarido y de manera compartida, aunque ella tuviese “billete devuelta”, ha hecho que su perdida sea más soportable.

2.Caso real

ElDr. Ash, profesor de medicina interna, se encontraba en la difícilsituación de tener que reanimar a su madre, que yacía en la cama deun hospital. Mientras intentaba desesperadamente hacerla volver, eldoctor sintió que se elevaba por encima de su cuerpo y se vio a símismo, desde el techo, trabajando con el cuerpo de su madre con elfin de reanimarla. “Caramba, debo de haber caído en un estado deshock”, pensó. Cuando miró a su alrededor para orientarse, la viode pie a su lado: “Mi madre era diferente del cuerpo anciano queestaba tendido allí abajo, en la cama”, explicó. “Estabarejuvenecida, joven y sana otra vez”. El doctor Ash y su madremantuvieron una conversación de corazón a corazón y, por último,se despidieron. “La ví alejarse hacia un túnel del que salía unaluz brillante, reconfortante, y, cuando se acercó a la luz, yoregresé a mi cuerpo automáticamente”. De repente, una vez en sucuerpo pudo comprobar que su madre acababa de fallecer.

3.Caso real

Louise,enfermera de hospicio, lista y con sentido del humor, me estabaayudando con unos papeleos cuando, de pronto, le cambió la cara.Parecía que estaba muy lejos, y cierto modo lo estaba: había vueltoen el tiempo y volvía vivir la muerte de su padre.

Supadre moría tras una larga lucha contra un cáncer terminal, rodeadode su familia. Louise, muy aliviada al verlo morir en paz, le tomóla mano entre las suyas.

-En ese momento, sentí como si pasara a través de mí – contabaLouise. Su energía le salía de la mano, pasaba por la mía y mesubía por el brazo. Yo estaba intentando ordenar mis ideas cuando vique se ponía ante mí una mujer alta, delgada, rubia. Pensé,asombrada: ¡Qué grosería la de esa mujer! ¡Interponerse entre mipadre y yo cuando acaba de morirse! ¿Quién será? La mujer seguíade pie entre mi padre y yo y contemplaba su cuerpo.

-¡ Ay, caramba! ¡Si soy yo! – dijo Louise por fin, atónita ysorprendida al ver que la imagen de la mujer era la suya propia.Entonces oyó la risa vibrante de su padre. Se volvió y lo vio depie a su lado, totalmente rejuvenecido.

-Mi padre me dio un abrazo alegre, cálido y amoroso, y al mismotiempo me traspasó una información inagotable. Me contó en uninstante todo lo que hay que saber de la vida, del amor y de lamuerte. Después, nos absorbió un vacío poderoso hasta llevarnos aun pasadizo que parecía conducir al infinito. Los dos volábamossuavemente, casi magnéticamente, hacia una luz de la que salíanformas humanas. Yo no podía identificar todas las apariciones, peroreconocí a mis abuelos, tíos y tías fallecidos. Pero mi padre losconocía a todos, evidentemente, pues se apresuró a dirigirse haciaellos. Cuando estuvo entre ellos, lo rodearon y le dieron labienvenida a su círculo de amor.

Cuandosu padre y las apariciones se perdieron entre la luz, el túnel secerró desde fuera en un movimiento circular, como el diafragma deuna cámara fotográfica, y en aquel punto Louise volvió a su cuerpode golpe.

-Quise ponerme a dar gritos de alegría; pero miré a mi alrededor yvi otras personas afligidas en la sala del hospital y comprendí queno podía hacerlo.

-Antes de mi coincidencia, no sabía qué pensar de las experienciaspróximas a la muerte o de la vida tras la muerte -dijo Louise- Ahora estoy convencida de que hay algo.

Sepregunta, además, si otros miembros de su familia fueron compañerosde su viaje.

-No dejo de recordar las otras caras gozosas que vi aquel díaalrededor de la cama de mi padre.

Nota:Si otras personas hubieran compartido la misma experiencia de Louise,estaríamos hablando de una coincidencia de la muerte colectiva.

4.Caso real

Elpadre de Amy tenía síntomas semejantes a los de la gripe, y lohospitalizaron para hacerle unos análisis.

-Pasé allí dos días, junto a su cama – cuenta ella -, hasta que,por fin, tuve que volver a casa unas horas. Estaba durmiendo cuandosentí de pronto una sacudida que me puso en pie. Intentéreorientarme, pero floté entrando en una luz de paz y vi a mi padrea mi lado. Me sentí desconectada de la realidad, pero cuando volvíen mí me dirigí de nuevo al hospital.

CuandoAmy entró en la habitación de su padre, descubrió que este habíafallecido en el momento exacto de la experiencia de ella.

Casosreales recogidos en el libro “Yo vi la luz” del Dr. Enrique VilaLópez

1.Caso real

ElDr. Enrique Vila recoge dos casos de coincidencias durante el trancede muerte. En el primero de ellos, recogido en su best-seller “Yovi la luz”, hace mención a un caso de un matrimonio español congraves problemas afectivos. La mujer sufría de malos tratos porparte de su marido en el ámbito doméstico hasta tal punto que undía le pegó un tiro en la cabeza con una pistola que casi la mata.En ese momento, la mujer sufrió una experiencia cercana a la muerteen donde abandona su cuerpo y recorre un estrecho túnel quedesemboca en una radiante y potente luz. Durante el curso de su ECMobserva sorprendida a su marido en el más allá. Lo ve totalmentecompungido y consternado por todo el daño que le había hecho a elladurante su relación de pareja en la Tierra y le dice a ella quetodavía no es su hora de partir. Después la mujer en cuestiónpierde de vista su marido al adentrarse en la luz. Cuando la mujerregresa a la vida, informa que la policía había procedido aregistrar su domicilio. La policía le notificó que, después deintentar asesinarla, su marido se suicidó instantes posteriores conuna pistola. Ella, obviamente, sabía que él había muerto a travésde su ECM, aunque se lo reservó para ella misma. La policíaprocedió, como es menester, a tomar declaración de los hechos.

2.Caso real

EnriqueVila informa otro caso de coincidencia de la muerte. Hace referencia en un caso de una mujer que sufrió un infarto que la dejo “muerta”temporalmente. Fue llevada de urgencia a un hospital en donde losmédicos comprobaron que sus funciones vitales habían desaparecido.Durante ese estado, esta mujer dijo haber recorrido un largo yestrecho túnel que le atraía magnéticamente hacia un punto de luz. En su viaje hacia la luz se percata de la presencia de un serluminoso. Al acercarse a la luz, se da cuenta, para más seña, deque se trataba de su actual marido. Ella no entendía lo que pasaba.El marido le hizo saber que sufrió un accidente mortal con el coche.Le comentó que no se preocupara por él puesto que ahora seencuentra bien en donde está. Se despide de ella haciéndole verque todavía no es su momento de partir. El caso es que el personalsanitario logran salvar la vida de esta mujer. Una vez clínicamenteestabilizada y consciente, le hizó una observación a los médicossobre su episodio con la muerte. Les informa a los médicos que habíavisto en el más allá a su marido y éste le comentó que habíasufrido un fatal accidente de tráfico. Los médicos, un tantoconfundidos y perplejos, fueron a comprobar los hechos. Más tarde, esta mujerrecibe noticias por parte del personal hospitalario notificándoleque su marido acababa de fallecer por un accidente automovilísticoen la otra punta de la ciudad.

Dealguna manera, en estos dos casos, la ECM es compartida. Los testigos se enteran por primera vez de manera directa y personal de la muertede un familiar o amigo cercano, a pesar de que dichos testigosestaban completamente inconscientes por coma o muerte clínica. Noobtienen esa información a través de los canales sensorialesordinarios (materialmente inviable esta posibilidad, ya que lostestigos no tenían forma humana de saberlo, por su situaciónclínica), sino a través del estado alterado de consciencia quetuvieron durante la ECM.

Estaes la historia de estos dos  casos, del cual desconozco los detalles máspormenorizados, en donde aparecen como común denominador el mismoelemento: la experiencia cercana a la muerte compartida. No se debeconfundir con las experiencias de muerte compartidas a menudorelatadas en la literatura médica en los casos de moribundos en lasUnidades de Cuidados Paliativos de los hospicios, residencias uhospitales. Esas experiencias, aunque tienen ciertos elementos deconexión con las coincidencias de la muerte, se diferencian con lasexperiencias de muerte compartidas en el sentido de que losacompañantes del moribundo (médicos, enfermeros/as, sanitarios,voluntarios/as y familiares) reviven de manera empática las mismasvivencias que el moribundo (cambio de aspecto de la habitación,seres de luz que entran en el lecho de muerte del moribundo desde elotro mundo para dar consuelo, esperanza, paz y coraje a la hora derealizar el tránsito, niebla o humo que desprende el moribundo en suúltimo aliento, el destello de una luz mística sobrenatural queinunda la habitación durante unos segundos en el momento del óbito,sombras que surgen desde los pies de la cama con figura humana, lapresencia de arquetipos junguianos simbólicos relacionados con lamuerte, como la aparición de la nada, sin ninguna causa naturalaparente, de una mariposa, etc.,).

Propósitouniversal de las coincidencias de la muerte


Sonmuchos los propósitos que cumplen las coincidencias de la muerte,entre ellas nos hace ver que no hay nada que temer a la muerte, quela esperanza jamás se puede perder, que somos inmortales, que laseparación física de un ser querido no es definitiva o parasiempre, sino que es temporal, que nuestra misión en la Tierra es elamor y el aprendizaje espiritual, que la vida tiene un sentido y unpropósito, por muy aleatoria que nos parezca, que no estamos solos,que todas las adversidades que tenemos en la vida o sufrimientos noson más que pruebas para aprender, madurar y evolucionarespiritualmente y que debemos respetarnos a nosotros mismos, a todoslos humanos y a los seres vivos del planeta. Pero, el principal propósitode las coincidencias de la muerte es lograr un empuje evolutivo a un nuevo horizonte para lograr unestado espiritual y de consciencia superior, más humano, ético y espiritualmentehablando. 

THANATOLOGY

ELREVOLUCIONARIO FENÓMENO DE LAS COINCIDENCIAS DE LAMUERTE: EL PUENTE HACIA UN NUEVO HORIZONTE EVOLUTIVO SUPERIOR DE LA CONSCIENCIA

Sihay un fenómeno realmente extraordinario, genuino y revolucionario,al margen de las experiencias de muerte compartidas, estrechamentevinculado a las experiencias cercanas a la muerte (ECMs), no puedeser otro que el de las coincidenciasdurante el trance de muerte.Se le conoce como ECMscolectivas,es decir, cuando un grupo de personas comparten las misma experienciaen el más allá. Se trata de casos de personas que ante unasituación límite para la vida humana (siniestros aéreos,ferroviarios, situaciones de combate en conflictos armados, víctimasde desastres naturales, de terrorismo, etc.) pasan por la mismaexperiencia en el momento de la muerte. Por ejemplo, dos personas quefueron víctimas de una mina antipersona experimentan una ECM endonde comparten la misma vivencia. Esas dos personas experimentan elefecto túnel, la luz, la experiencia extracorpórea, la revisiónpanorámica vital y visión de otros mundos. Pero la diferenciaestriba en que viven un especie de estado de “unidad dual”, esdecir, ambas personas reviven empáticamente el fenómeno de lamuerte. Usualmente, se informa que en las ECMs colectivas los sujetosque han perdido las funciones vitales de manera temporal sereencuentran en el más allá. Es una experiencia mística compartidapor dos o más personas.

Técnicamente hablando, el fenómeno de las coincidencias de la muerte seproduce cuando los familiares o los amigos de los que mueren

los acompañan hasta el otro plano existencial yposteriormente regresan a sus cuerpos. Es una experiencia cercana a la muertecompartida en la que se adentran por un momento por la puerta de la muerte. Sibien, en muchos casos uno de los acompañante durante una ECM suele finalmenteromper el vinculo definitivo con su cuerpo en la Tierra y seguir suevolución en el otro plano dimensional. Los elementos de las coincidencias dela muerte son los mismos que en las ECMs: la experiencia extracorpórea, eltúnel, la luz, el repaso de la vida, las apariciones o reencuentro con seres deotros mundos, generalmente los parientes y amigos fallecidos, el regreso alcuerpo y la transformación personal

Existen una serie de elementos en lascoincidencias durante el trance de muerte muy comunes:

1.La experiencia suele ser beatífica, aunque a veces desorientadora

2.La experiencia puede ser colectiva

3.La coincidencias de la muerte entre dos o más personas puedendeberse a cualquier etiología y producirse a kilómetros dedistancia entre las personas que comparten la misma ECM.

4.La coincidencias de muerte compartida suelen producirse en el sueño,aunque también se dan durante el estado de vigilia

5.Pueden producirse por diferentes propósitos

Paratener una mínima idea de lo que estoy hablando, voy a presentar unaserie de casos reales ilustrativos en donde se puede apreciar laimportancia de este fenómeno como modelo probatorio de la vidadespués de la muerte. Los primeros 5 casos reales que expondré acontinuación fueron extraídos de libro “Vida después de lapérdida” de Raymond A. Moody y Dianne Arcangel (Editorial Edaf).Posteriormente, presentaré otros dos casos reales recogidos en ellibro “Yo vi la luz” de Dr. Enrique Vila López (EdicionesAbsalon).

Casosrecogidos en el libro “Vida después de la pérdida” (RaymondMoody – Dianne Arcangel)


1.Caso real

Estaes la historia de Joan. Mientras dormía en su habitación con sumarido, que tenía una enfermedad terminal, Joan tuvo una especie“sueño lúcido” en de se paseaba con su marido por un sendero,cruzaban una parada y entraban en un túnel oscuro. Cuando estabandentro, los rodeó una luz suave, aunque brillante, que les iluminóel camino. Ella sentía amor y una paz inefable, y entonces su maridole dijo: “Joanie, ahora debes volver”. Al principio ella no lehizo caso y siguió caminando, pero cuando él le tiró del hombro,ella se volvió. Vio con asombro que su marido parecía sano,atlético y sin gafas, como su juventud”. Joan sintió que habíanllegado al punto de despedida y se volvió para marcharse, peroentonces sonó un ruido ante su ventana y se despertó. Cuando abriólos ojos, vio que su querido esposo había fallecido esa misma noche.Para Joan, el haber experimentado el proceso de la muerte de sumarido y de manera compartida, aunque ella tuviese “billete devuelta”, ha hecho que su perdida sea más soportable.

2.Caso real

ElDr. Ash, profesor de medicina interna, se encontraba en la difícilsituación de tener que reanimar a su madre, que yacía en la cama deun hospital. Mientras intentaba desesperadamente hacerla volver, eldoctor sintió que se elevaba por encima de su cuerpo y se vio a símismo, desde el techo, trabajando con el cuerpo de su madre con elfin de reanimarla. “Caramba, debo de haber caído en un estado deshock”, pensó. Cuando miró a su alrededor para orientarse, la viode pie a su lado: “Mi madre era diferente del cuerpo anciano queestaba tendido allí abajo, en la cama”, explicó. “Estabarejuvenecida, joven y sana otra vez”. El doctor Ash y su madremantuvieron una conversación de corazón a corazón y, por último,se despidieron. “La ví alejarse hacia un túnel del que salía unaluz brillante, reconfortante, y, cuando se acercó a la luz, yoregresé a mi cuerpo automáticamente”. De repente, una vez en sucuerpo pudo comprobar que su madre acababa de fallecer.

3.Caso real

Louise,enfermera de hospicio, lista y con sentido del humor, me estabaayudando con unos papeleos cuando, de pronto, le cambió la cara.Parecía que estaba muy lejos, y cierto modo lo estaba: había vueltoen el tiempo y volvía vivir la muerte de su padre.

Supadre moría tras una larga lucha contra un cáncer terminal, rodeadode su familia. Louise, muy aliviada al verlo morir en paz, le tomóla mano entre las suyas.

-En ese momento, sentí como si pasara a través de mí – contabaLouise. Su energía le salía de la mano, pasaba por la mía y mesubía por el brazo. Yo estaba intentando ordenar mis ideas cuando vique se ponía ante mí una mujer alta, delgada, rubia. Pensé,asombrada: ¡Qué grosería la de esa mujer! ¡Interponerse entre mipadre y yo cuando acaba de morirse! ¿Quién será? La mujer seguíade pie entre mi padre y yo y contemplaba su cuerpo.

-¡ Ay, caramba! ¡Si soy yo! – dijo Louise por fin, atónita ysorprendida al ver que la imagen de la mujer era la suya propia.Entonces oyó la risa vibrante de su padre. Se volvió y lo vio depie a su lado, totalmente rejuvenecido.

-Mi padre me dio un abrazo alegre, cálido y amoroso, y al mismotiempo me traspasó una información inagotable. Me contó en uninstante todo lo que hay que saber de la vida, del amor y de lamuerte. Después, nos absorbió un vacío poderoso hasta llevarnos aun pasadizo que parecía conducir al infinito. Los dos volábamossuavemente, casi magnéticamente, hacia una luz de la que salíanformas humanas. Yo no podía identificar todas las apariciones, peroreconocí a mis abuelos, tíos y tías fallecidos. Pero mi padre losconocía a todos, evidentemente, pues se apresuró a dirigirse haciaellos. Cuando estuvo entre ellos, lo rodearon y le dieron labienvenida a su círculo de amor.

Cuandosu padre y las apariciones se perdieron entre la luz, el túnel secerró desde fuera en un movimiento circular, como el diafragma deuna cámara fotográfica, y en aquel punto Louise volvió a su cuerpode golpe.

-Quise ponerme a dar gritos de alegría; pero miré a mi alrededor yvi otras personas afligidas en la sala del hospital y comprendí queno podía hacerlo.

-Antes de mi coincidencia, no sabía qué pensar de las experienciaspróximas a la muerte o de la vida tras la muerte -dijo Louise- Ahora estoy convencida de que hay algo.

Sepregunta, además, si otros miembros de su familia fueron compañerosde su viaje.

-No dejo de recordar las otras caras gozosas que vi aquel díaalrededor de la cama de mi padre.

Nota:Si otras personas hubieran compartido la misma experiencia de Louise,estaríamos hablando de una coincidencia de la muerte colectiva.

4.Caso real

Elpadre de Amy tenía síntomas semejantes a los de la gripe, y lohospitalizaron para hacerle unos análisis.

-Pasé allí dos días, junto a su cama – cuenta ella -, hasta que,por fin, tuve que volver a casa unas horas. Estaba durmiendo cuandosentí de pronto una sacudida que me puso en pie. Intentéreorientarme, pero floté entrando en una luz de paz y vi a mi padrea mi lado. Me sentí desconectada de la realidad, pero cuando volvíen mí me dirigí de nuevo al hospital.

CuandoAmy entró en la habitación de su padre, descubrió que este habíafallecido en el momento exacto de la experiencia de ella.

Casosreales recogidos en el libro “Yo vi la luz” del Dr. Enrique VilaLópez

1.Caso real

ElDr. Enrique Vila recoge dos casos de coincidencias durante el trancede muerte. En el primero de ellos, recogido en su best-seller “Yovi la luz”, hace mención a un caso de un matrimonio español congraves problemas afectivos. La mujer sufría de malos tratos porparte de su marido en el ámbito doméstico hasta tal punto que undía le pegó un tiro en la cabeza con una pistola que casi la mata.En ese momento, la mujer sufrió una experiencia cercana a la muerteen donde abandona su cuerpo y recorre un estrecho túnel quedesemboca en una radiante y potente luz. Durante el curso de su ECMobserva sorprendida a su marido en el más allá. Lo ve totalmentecompungido y consternado por todo el daño que le había hecho a elladurante su relación de pareja en la Tierra y le dice a ella quetodavía no es su hora de partir. Después la mujer en cuestiónpierde de vista su marido al adentrarse en la luz. Cuando la mujerregresa a la vida, informa que la policía había procedido aregistrar su domicilio. La policía le notificó que, después deintentar asesinarla, su marido se suicidó instantes posteriores conuna pistola. Ella, obviamente, sabía que él había muerto a travésde su ECM, aunque se lo reservó para ella misma. La policíaprocedió, como es menester, a tomar declaración de los hechos.

2.Caso real

EnriqueVila informa otro caso de coincidencia de la muerte. Hace referencia en un caso de una mujer que sufrió un infarto que la dejo “muerta”temporalmente. Fue llevada de urgencia a un hospital en donde losmédicos comprobaron que sus funciones vitales habían desaparecido.Durante ese estado, esta mujer dijo haber recorrido un largo yestrecho túnel que le atraía magnéticamente hacia un punto de luz. En su viaje hacia la luz se percata de la presencia de un serluminoso. Al acercarse a la luz, se da cuenta, para más seña, deque se trataba de su actual marido. Ella no entendía lo que pasaba.El marido le hizo saber que sufrió un accidente mortal con el coche.Le comentó que no se preocupara por él puesto que ahora seencuentra bien en donde está. Se despide de ella haciéndole verque todavía no es su momento de partir. El caso es que el personalsanitario logran salvar la vida de esta mujer. Una vez clínicamenteestabilizada y consciente, le hizó una observación a los médicossobre su episodio con la muerte. Les informa a los médicos que habíavisto en el más allá a su marido y éste le comentó que habíasufrido un fatal accidente de tráfico. Los médicos, un tantoconfundidos y perplejos, fueron a comprobar los hechos. Más tarde, esta mujerrecibe noticias por parte del personal hospitalario notificándoleque su marido acababa de fallecer por un accidente automovilísticoen la otra punta de la ciudad.

Dealguna manera, en estos dos casos, la ECM es compartida. Los testigos se enteran por primera vez de manera directa y personal de la muertede un familiar o amigo cercano, a pesar de que dichos testigosestaban completamente inconscientes por coma o muerte clínica. Noobtienen esa información a través de los canales sensorialesordinarios (materialmente inviable esta posibilidad, ya que lostestigos no tenían forma humana de saberlo, por su situaciónclínica), sino a través del estado alterado de consciencia quetuvieron durante la ECM.

Estaes la historia de estos dos  casos, del cual desconozco los detalles máspormenorizados, en donde aparecen como común denominador el mismoelemento: la experiencia cercana a la muerte compartida. No se debeconfundir con las experiencias de muerte compartidas a menudorelatadas en la literatura médica en los casos de moribundos en lasUnidades de Cuidados Paliativos de los hospicios, residencias uhospitales. Esas experiencias, aunque tienen ciertos elementos deconexión con las coincidencias de la muerte, se diferencian con lasexperiencias de muerte compartidas en el sentido de que losacompañantes del moribundo (médicos, enfermeros/as, sanitarios,voluntarios/as y familiares) reviven de manera empática las mismasvivencias que el moribundo (cambio de aspecto de la habitación,seres de luz que entran en el lecho de muerte del moribundo desde elotro mundo para dar consuelo, esperanza, paz y coraje a la hora derealizar el tránsito, niebla o humo que desprende el moribundo en suúltimo aliento, el destello de una luz mística sobrenatural queinunda la habitación durante unos segundos en el momento del óbito,sombras que surgen desde los pies de la cama con figura humana, lapresencia de arquetipos junguianos simbólicos relacionados con lamuerte, como la aparición de la nada, sin ninguna causa naturalaparente, de una mariposa, etc.,).

Propósitouniversal de las coincidencias de la muerte


Sonmuchos los propósitos que cumplen las coincidencias de la muerte,entre ellas nos hace ver que no hay nada que temer a la muerte, quela esperanza jamás se puede perder, que somos inmortales, que laseparación física de un ser querido no es definitiva o parasiempre, sino que es temporal, que nuestra misión en la Tierra es elamor y el aprendizaje espiritual, que la vida tiene un sentido y unpropósito, por muy aleatoria que nos parezca, que no estamos solos,que todas las adversidades que tenemos en la vida o sufrimientos noson más que pruebas para aprender, madurar y evolucionarespiritualmente y que debemos respetarnos a nosotros mismos, a todoslos humanos y a los seres vivos del planeta. Pero, el principal propósitode las coincidencias de la muerte es lograr un empuje evolutivo a un nuevo horizonte para lograr unestado espiritual y de consciencia superior, más humano, ético y espiritualmentehablando. 

THANATOLOGY

ELREVOLUCIONARIO FENÓMENO DE LAS COINCIDENCIAS DE LAMUERTE: EL PUENTE HACIA UN NUEVO HORIZONTE EVOLUTIVO SUPERIOR DE LA CONSCIENCIA

Sihay un fenómeno realmente extraordinario, genuino y revolucionario,al margen de las experiencias de muerte compartidas, estrechamentevinculado a las experiencias cercanas a la muerte (ECMs), no puedeser otro que el de las coincidenciasdurante el trance de muerte.Se le conoce como ECMscolectivas,es decir, cuando un grupo de personas comparten las misma experienciaen el más allá. Se trata de casos de personas que ante unasituación límite para la vida humana (siniestros aéreos,ferroviarios, situaciones de combate en conflictos armados, víctimasde desastres naturales, de terrorismo, etc.) pasan por la mismaexperiencia en el momento de la muerte. Por ejemplo, dos personas quefueron víctimas de una mina antipersona experimentan una ECM endonde comparten la misma vivencia. Esas dos personas experimentan elefecto túnel, la luz, la experiencia extracorpórea, la revisiónpanorámica vital y visión de otros mundos. Pero la diferenciaestriba en que viven un especie de estado de “unidad dual”, esdecir, ambas personas reviven empáticamente el fenómeno de lamuerte. Usualmente, se informa que en las ECMs colectivas los sujetosque han perdido las funciones vitales de manera temporal sereencuentran en el más allá. Es una experiencia mística compartidapor dos o más personas.

Técnicamente hablando, el fenómeno de las coincidencias de la muerte seproduce cuando los familiares o los amigos de los que mueren

los acompañan hasta el otro plano existencial yposteriormente regresan a sus cuerpos. Es una experiencia cercana a la muertecompartida en la que se adentran por un momento por la puerta de la muerte. Sibien, en muchos casos uno de los acompañante durante una ECM suele finalmenteromper el vinculo definitivo con su cuerpo en la Tierra y seguir suevolución en el otro plano dimensional. Los elementos de las coincidencias dela muerte son los mismos que en las ECMs: la experiencia extracorpórea, eltúnel, la luz, el repaso de la vida, las apariciones o reencuentro con seres deotros mundos, generalmente los parientes y amigos fallecidos, el regreso alcuerpo y la transformación personal

Existen una serie de elementos en lascoincidencias durante el trance de muerte muy comunes:

1.La experiencia suele ser beatífica, aunque a veces desorientadora

2.La experiencia puede ser colectiva

3.La coincidencias de la muerte entre dos o más personas puedendeberse a cualquier etiología y producirse a kilómetros dedistancia entre las personas que comparten la misma ECM.

4.La coincidencias de muerte compartida suelen producirse en el sueño,aunque también se dan durante el estado de vigilia

5.Pueden producirse por diferentes propósitos

Paratener una mínima idea de lo que estoy hablando, voy a presentar unaserie de casos reales ilustrativos en donde se puede apreciar laimportancia de este fenómeno como modelo probatorio de la vidadespués de la muerte. Los primeros 5 casos reales que expondré acontinuación fueron extraídos de libro “Vida después de lapérdida” de Raymond A. Moody y Dianne Arcangel (Editorial Edaf).Posteriormente, presentaré otros dos casos reales recogidos en ellibro “Yo vi la luz” de Dr. Enrique Vila López (EdicionesAbsalon).

Casosrecogidos en el libro “Vida después de la pérdida” (RaymondMoody – Dianne Arcangel)


1.Caso real

Estaes la historia de Joan. Mientras dormía en su habitación con sumarido, que tenía una enfermedad terminal, Joan tuvo una especie“sueño lúcido” en de se paseaba con su marido por un sendero,cruzaban una parada y entraban en un túnel oscuro. Cuando estabandentro, los rodeó una luz suave, aunque brillante, que les iluminóel camino. Ella sentía amor y una paz inefable, y entonces su maridole dijo: “Joanie, ahora debes volver”. Al principio ella no lehizo caso y siguió caminando, pero cuando él le tiró del hombro,ella se volvió. Vio con asombro que su marido parecía sano,atlético y sin gafas, como su juventud”. Joan sintió que habíanllegado al punto de despedida y se volvió para marcharse, peroentonces sonó un ruido ante su ventana y se despertó. Cuando abriólos ojos, vio que su querido esposo había fallecido esa misma noche.Para Joan, el haber experimentado el proceso de la muerte de sumarido y de manera compartida, aunque ella tuviese “billete devuelta”, ha hecho que su perdida sea más soportable.

2.Caso real

ElDr. Ash, profesor de medicina interna, se encontraba en la difícilsituación de tener que reanimar a su madre, que yacía en la cama deun hospital. Mientras intentaba desesperadamente hacerla volver, eldoctor sintió que se elevaba por encima de su cuerpo y se vio a símismo, desde el techo, trabajando con el cuerpo de su madre con elfin de reanimarla. “Caramba, debo de haber caído en un estado deshock”, pensó. Cuando miró a su alrededor para orientarse, la viode pie a su lado: “Mi madre era diferente del cuerpo anciano queestaba tendido allí abajo, en la cama”, explicó. “Estabarejuvenecida, joven y sana otra vez”. El doctor Ash y su madremantuvieron una conversación de corazón a corazón y, por último,se despidieron. “La ví alejarse hacia un túnel del que salía unaluz brillante, reconfortante, y, cuando se acercó a la luz, yoregresé a mi cuerpo automáticamente”. De repente, una vez en sucuerpo pudo comprobar que su madre acababa de fallecer.

3.Caso real

Louise,enfermera de hospicio, lista y con sentido del humor, me estabaayudando con unos papeleos cuando, de pronto, le cambió la cara.Parecía que estaba muy lejos, y cierto modo lo estaba: había vueltoen el tiempo y volvía vivir la muerte de su padre.

Supadre moría tras una larga lucha contra un cáncer terminal, rodeadode su familia. Louise, muy aliviada al verlo morir en paz, le tomóla mano entre las suyas.

-En ese momento, sentí como si pasara a través de mí – contabaLouise. Su energía le salía de la mano, pasaba por la mía y mesubía por el brazo. Yo estaba intentando ordenar mis ideas cuando vique se ponía ante mí una mujer alta, delgada, rubia. Pensé,asombrada: ¡Qué grosería la de esa mujer! ¡Interponerse entre mipadre y yo cuando acaba de morirse! ¿Quién será? La mujer seguíade pie entre mi padre y yo y contemplaba su cuerpo.

-¡ Ay, caramba! ¡Si soy yo! – dijo Louise por fin, atónita ysorprendida al ver que la imagen de la mujer era la suya propia.Entonces oyó la risa vibrante de su padre. Se volvió y lo vio depie a su lado, totalmente rejuvenecido.

-Mi padre me dio un abrazo alegre, cálido y amoroso, y al mismotiempo me traspasó una información inagotable. Me contó en uninstante todo lo que hay que saber de la vida, del amor y de lamuerte. Después, nos absorbió un vacío poderoso hasta llevarnos aun pasadizo que parecía conducir al infinito. Los dos volábamossuavemente, casi magnéticamente, hacia una luz de la que salíanformas humanas. Yo no podía identificar todas las apariciones, peroreconocí a mis abuelos, tíos y tías fallecidos. Pero mi padre losconocía a todos, evidentemente, pues se apresuró a dirigirse haciaellos. Cuando estuvo entre ellos, lo rodearon y le dieron labienvenida a su círculo de amor.

Cuandosu padre y las apariciones se perdieron entre la luz, el túnel secerró desde fuera en un movimiento circular, como el diafragma deuna cámara fotográfica, y en aquel punto Louise volvió a su cuerpode golpe.

-Quise ponerme a dar gritos de alegría; pero miré a mi alrededor yvi otras personas afligidas en la sala del hospital y comprendí queno podía hacerlo.

-Antes de mi coincidencia, no sabía qué pensar de las experienciaspróximas a la muerte o de la vida tras la muerte -dijo Louise- Ahora estoy convencida de que hay algo.

Sepregunta, además, si otros miembros de su familia fueron compañerosde su viaje.

-No dejo de recordar las otras caras gozosas que vi aquel díaalrededor de la cama de mi padre.

Nota:Si otras personas hubieran compartido la misma experiencia de Louise,estaríamos hablando de una coincidencia de la muerte colectiva.

4.Caso real

Elpadre de Amy tenía síntomas semejantes a los de la gripe, y lohospitalizaron para hacerle unos análisis.

-Pasé allí dos días, junto a su cama – cuenta ella -, hasta que,por fin, tuve que volver a casa unas horas. Estaba durmiendo cuandosentí de pronto una sacudida que me puso en pie. Intentéreorientarme, pero floté entrando en una luz de paz y vi a mi padrea mi lado. Me sentí desconectada de la realidad, pero cuando volvíen mí me dirigí de nuevo al hospital.

CuandoAmy entró en la habitación de su padre, descubrió que este habíafallecido en el momento exacto de la experiencia de ella.

Casosreales recogidos en el libro “Yo vi la luz” del Dr. Enrique VilaLópez

1.Caso real

ElDr. Enrique Vila recoge dos casos de coincidencias durante el trancede muerte. En el primero de ellos, recogido en su best-seller “Yovi la luz”, hace mención a un caso de un matrimonio español congraves problemas afectivos. La mujer sufría de malos tratos porparte de su marido en el ámbito doméstico hasta tal punto que undía le pegó un tiro en la cabeza con una pistola que casi la mata.En ese momento, la mujer sufrió una experiencia cercana a la muerteen donde abandona su cuerpo y recorre un estrecho túnel quedesemboca en una radiante y potente luz. Durante el curso de su ECMobserva sorprendida a su marido en el más allá. Lo ve totalmentecompungido y consternado por todo el daño que le había hecho a elladurante su relación de pareja en la Tierra y le dice a ella quetodavía no es su hora de partir. Después la mujer en cuestiónpierde de vista su marido al adentrarse en la luz. Cuando la mujerregresa a la vida, informa que la policía había procedido aregistrar su domicilio. La policía le notificó que, después deintentar asesinarla, su marido se suicidó instantes posteriores conuna pistola. Ella, obviamente, sabía que él había muerto a travésde su ECM, aunque se lo reservó para ella misma. La policíaprocedió, como es menester, a tomar declaración de los hechos.

2.Caso real

EnriqueVila informa otro caso de coincidencia de la muerte. Hace referencia en un caso de una mujer que sufrió un infarto que la dejo “muerta”temporalmente. Fue llevada de urgencia a un hospital en donde losmédicos comprobaron que sus funciones vitales habían desaparecido.Durante ese estado, esta mujer dijo haber recorrido un largo yestrecho túnel que le atraía magnéticamente hacia un punto de luz. En su viaje hacia la luz se percata de la presencia de un serluminoso. Al acercarse a la luz, se da cuenta, para más seña, deque se trataba de su actual marido. Ella no entendía lo que pasaba.El marido le hizo saber que sufrió un accidente mortal con el coche.Le comentó que no se preocupara por él puesto que ahora seencuentra bien en donde está. Se despide de ella haciéndole verque todavía no es su momento de partir. El caso es que el personalsanitario logran salvar la vida de esta mujer. Una vez clínicamenteestabilizada y consciente, le hizó una observación a los médicossobre su episodio con la muerte. Les informa a los médicos que habíavisto en el más allá a su marido y éste le comentó que habíasufrido un fatal accidente de tráfico. Los médicos, un tantoconfundidos y perplejos, fueron a comprobar los hechos. Más tarde, esta mujerrecibe noticias por parte del personal hospitalario notificándoleque su marido acababa de fallecer por un accidente automovilísticoen la otra punta de la ciudad.

Dealguna manera, en estos dos casos, la ECM es compartida. Los testigos se enteran por primera vez de manera directa y personal de la muertede un familiar o amigo cercano, a pesar de que dichos testigosestaban completamente inconscientes por coma o muerte clínica. Noobtienen esa información a través de los canales sensorialesordinarios (materialmente inviable esta posibilidad, ya que lostestigos no tenían forma humana de saberlo, por su situaciónclínica), sino a través del estado alterado de consciencia quetuvieron durante la ECM.

Estaes la historia de estos dos  casos, del cual desconozco los detalles máspormenorizados, en donde aparecen como común denominador el mismoelemento: la experiencia cercana a la muerte compartida. No se debeconfundir con las experiencias de muerte compartidas a menudorelatadas en la literatura médica en los casos de moribundos en lasUnidades de Cuidados Paliativos de los hospicios, residencias uhospitales. Esas experiencias, aunque tienen ciertos elementos deconexión con las coincidencias de la muerte, se diferencian con lasexperiencias de muerte compartidas en el sentido de que losacompañantes del moribundo (médicos, enfermeros/as, sanitarios,voluntarios/as y familiares) reviven de manera empática las mismasvivencias que el moribundo (cambio de aspecto de la habitación,seres de luz que entran en el lecho de muerte del moribundo desde elotro mundo para dar consuelo, esperanza, paz y coraje a la hora derealizar el tránsito, niebla o humo que desprende el moribundo en suúltimo aliento, el destello de una luz mística sobrenatural queinunda la habitación durante unos segundos en el momento del óbito,sombras que surgen desde los pies de la cama con figura humana, lapresencia de arquetipos junguianos simbólicos relacionados con lamuerte, como la aparición de la nada, sin ninguna causa naturalaparente, de una mariposa, etc.,).

Propósitouniversal de las coincidencias de la muerte


Sonmuchos los propósitos que cumplen las coincidencias de la muerte,entre ellas nos hace ver que no hay nada que temer a la muerte, quela esperanza jamás se puede perder, que somos inmortales, que laseparación física de un ser querido no es definitiva o parasiempre, sino que es temporal, que nuestra misión en la Tierra es elamor y el aprendizaje espiritual, que la vida tiene un sentido y unpropósito, por muy aleatoria que nos parezca, que no estamos solos,que todas las adversidades que tenemos en la vida o sufrimientos noson más que pruebas para aprender, madurar y evolucionarespiritualmente y que debemos respetarnos a nosotros mismos, a todoslos humanos y a los seres vivos del planeta. Pero, el principal propósitode las coincidencias de la muerte es lograr un empuje evolutivo a un nuevo horizonte para lograr unestado espiritual y de consciencia superior, más humano, ético y espiritualmentehablando.