ACTUALIDAD

EL ESTADO DE LA NACIÓN II

(ACTUALIZADO)


  

Actualmente, España está sufriendo unasituación de impasse debido al bloqueo político que deparó las pasadasElecciones Generales del 20-D de 2015. Tanto el actual gobierno de la Nación enfunciones, el Sr. Mariano Rajoy (Partido Popular), como el principal partido dela oposición, el Sr. Pedro Sánchez (Partido Socialista) están buscando en elcongreso un pacto político de coalición para la gobernalidad de España lospróximos 4 años. Con unos posibles comicios anticipados en caso de no llegar aun consenso en el horizonte, el futuro que nos espera a los españoles esincierto, desolador y bastante pesimista. A pesar de ganar el referendumpopular del 20-D el Partido Popular, tiene pocos apoyos por parte de lospolíticos de otras ideologías y que tuvieron una amplia representaciónparlamentaria, como el PSOE, Podemos y Ciudadanos. Lo que está claro es que laaplastante mayoría de la sociedad española viene demandando un cambio político(lo que se viene llamando un giro a la izquierda) que resuelva los gravesproblemas que acucian a los españoles: la economía, el paro, la sanidad, laeducación, los servicios sociales, etc. La pasada legislatura el Gobierno de PPtuvo un “cheque en blanco” para gobernar el país, impulsando medidas muycontrovertidas, como la famosa reforma laboral, los recortes en educación, ensanidad, política social, etc. que hicieron crispar más a la sociedadespañola.  El Partido Popular se cerró enbanda, rompiendo la negociación colectiva entre patronal y sindicatos, el diálogocon la oposición y con los demás agentes sociales. El Sr. Rajoy no cumplió consu programa electoral, dejando de velar por los intereses generales del Estadoy de los españoles. Aunque realizó una rebaja fiscal a la clases pudientes,subió el IVA al 21 %, no devolvió parte de la paga extra a los funcionarios,implantó el copago sanitario y farmacéutico (privatización de la sanidadespañola), empeoró la calidad de la Educación con la implantación de la LOMCE,subió las tasas universitarias de matriculación, redujo el número y la dotaciónde la becas para estudio medios y superiores, eliminó el cheque-bebé, la rentabásica de emancipación, privatizó los servicios de la justicia, eliminó laprestación por desempleo a los parados de larga duración, abarató el despido,recortó drásticamente las medidas de política social, la implantación de la ley «mordaza», congeló prácticamente laspensiones (es cierto que hubo una subida de las pensiones en 0,25 % interanual,pero ese porcentaje es irrisorio comparado con el subida del costa de la vida yde la pérdida de poder adquisitivo), etc. Con el pretexto de cumplir  las exigencias del FMI y de la ComisiónEuropea, hubo un rescate a la banca de este país. La misma banca que concediócrédito a mansalva a los españoles aparentemente con buenas condiciones dedevolución, lo que hizo la sociedad española, los autónomos y las PYMES sehipotecaran y endeudaran drásticamente. Aunque es de reconocer que elendeudamiento de la sociedad española se produjo durante el Gobierno del Sr.José Luis Rodríguez Zapatero y continuó durante la política de austeridad yrecortes del Sr. Mariano Rajoy. Lo está claro que el modelo económico quedefiende el PP estaba y sigue estando basado en el capitalismo neoliberalimpuesto por la TROICA, favoreciendo en su política fiscal a la clase alta y rica,a la banca y oligarquías financieras corporativas y las grandesmultinacionales. Capitalismo puro y duro. El Partido Popular no veló niprotegió los intereses de los españoles y no se preocupó de sus derechosconstitucionales, dejando por enésima vez en desamparo a la poblaciónvulnerable de padecer la crisis, como las miles personas que viven sin techo,los desempleados de larga duración, la economía domestica de la clase media, alos pensionistas, a los inmigrantes irregulares sin cobertura sanitaria, etc.Si bien intentó aplicar alguna medida correcta, como fue la implantación de ladación en pago para aquellas familias con un crédito hipotecario impagado, paraevitar la esperpéntica situación de expulsión de sus hogares de muchosciudadanos. Aunque esa medida, parece una cortina de humo, ya que siguehabiendo muchos desahucios en nuestro país.

El paro

La promesa electoral de crear 2 millonesde empleos en los cuatro primeros 4 años de mandato en el gobierno se alejó porcompleto de la realidad. El número desempleados en edad laboral es de 4.779.500personas, lo que representa una tasa todavía muy difícil de asumir del 20, 9 %.La tasa de paro de la Eurozona es del 10, 5%, es decir, la mitad que en nuestropaís, reflejando su nivel más bajo desde 2011. Según Eurostat, en el conjuntode la Unión Europea, la tasa de paro es del 9,1 %. Irónicamente, España es elpaís de con mayor tasa de desocupados, después de Grecia, en la Eurozona. Segúnconstan en los registros, la tasa de desempleo masculino respecto al femeninono tuvo mayor incidencia en comparación con otros años anteriores, aunque esmuy ligeramente superior el femenino que el masculino. EnEspaña, el desempleo masculino se situó en noviembre en el 20,3%, una décimamenos que en octubre de 2015, mientras que el femenino alcanzó el 22,7%, unadécima menos respecto al mes anterior (sigue siendo un problema la redistribuciónde la nómina, en donde la mujer reclama una política europea de igualdad en elcobro de las nóminas que los equipare a los hombres). Por otro lado, Eurostatestimó la tasa de desempleo juvenil en un 20% en la Unión Europea, mientras queen la eurozona se situó en el 22,5%, frente al 22,6% del mes anterior y el23,2% de noviembre de 2014. Las mayores tasas de desempleo juvenil se situaronen Grecia (un 49,5% en septiembre de 2015), España (47,5%), Croacia (un 45,1%en septiembre) e Italia (38,1%). Por su parte, los países con menores tasas dedesempleo juvenil fueron Alemania (7%), Dinamarca (9,9%) y Austria (10,9%).Hablando claro, los que más sufrieron las consecuencias de la reforma laboralen España fueron los jóvenes y las mujeres. A pesar de que estamos ante lageneración de jóvenes mejor preparada tanto académica como profesionalmente, laexpectativas de inserción laboral son paupérrimas.  Por lo tanto, existe un debilitamiento yfragmentación del tejido productivo y una gran ralentización en la creación deempleo. De hecho, durante el Gobierno de la Nación presidido por el Sr. MarianoRajoy, en los 4 años solo sé ha generado 500 mil puestos de trabajo, lo querepresenta unos índices de creación cuantitativas de empleo muy pírricos. En cuanto a la calidad de los empleos, la aplastante mayoría de las contratacionesson eventuales o temporales. Aunque en términos interanuales, descendió elparo, no existe un crecimiento exponencial del empleo. En fin, un desastre.

En definitiva, una de lasmayores preocupaciones de nuestro país es la tasa de paro. Los jóvenes menoresde 30 años y las mujeres son la población más vulnerable en pagar lasconsecuencias de la controvertida “reforma laboral”.

Economía

Aunque España,afortunadamente, salió de la recesión económica heredada por el gobiernosocialista del Sr. Zapatero, la situación económica del país nos es buena. Eneste sentido, aunque en término macroeconómicos hay crecimiento positivo de laeconomía del país, la situación real de la economía doméstica es pobre yexasperante. Las familia domestica española no llega a finales de mes o lo quees peor, les cuesta empezarlo. Según una Encuesta sobre Condiciones de Vida delI.N.E. (Instituto Nacional de Estadística), la tasa de pobreza y exclusiónsocial en el año 2014, con Rajoy en la presidencia, alcanzó la mareante cifradel 22,2 %. El umbral de la pobreza está en los 7,9360 euros al año. Aunqueestamos actualmente en periodo de deflación, el poder adquisitivo y el consumode los españoles ha decaído seriamente debido a la subida del IVA, la luz, eldéficit económico familiar, la desocupación laboral, etc. Desde que se inicióla crisis en España en 2008 debido al pinchazo de la «burbuja» inmobiliaria en este país y al efecto dominó en la economía mundial debido a la crisis hipotecaria subprime en EE.UU., el consumo bajó en un 12,6 %, según adelantó elBanco de España. Aunque a nivel macroeconómico se está produciendo uncrecimiento lento y positivo del P.I.B. estimado en un 0,8 % en el últimotrimestre del 2015, las políticas de estímulo económico, social y laboral noestán fructificando a nivel de economía doméstica. Es cierto, según el FMI, quelas previsiones para España indican un crecimiento positivo de la economíaespañola en un 2,7 % anual, más que la media europea. España ocupa el puestonúmero 14 del mundo en términos de P.I.B. nominal. En la mejor etapa socialistaen la presidencia, con el Sr. José Luís Rodríguez Zapatero, España llegó a serla octava economía del mundo. La economía de este país está ligado a la tasaempleo y al número de cotizantes a la Seguridad Social. El problema estriba quela sociedad española está envejecida y retirada laboralmente, cobrandopensiones de jubilación. La gente joven, al no tener oportunidades de empleo,emigra del país para poder encontrar un trabajo y la estabilidad. Existe unafuga masiva de cerebros que abandonan España en busca de un futuro mejor, comoen Alemania, Francia, Reino Unido, etc. Por lo tanto, debido a la baja tasa denatalidad, al envejecimiento de la población y la precariedad del trabajo, laeconomía española se resiente.

La corrupción

Una de las auténticaslacras de este país es la corrupción. Hemos visto una y otra vez como salpicabaa los dirigentes políticos de la nación. Según una encuesta del CIS (Centro deInvestigaciones Sociológicas) realizada en octubre de 2015, la mayorpreocupación, después del paro (79, 1 %) y la economía (64, 6 %), es lacorrupción. En este sentido, casi el 64 % de los ciudadanos españoles consideraque se hace poco o muy pocos esfuerzo para luchar contra esta lacra.

No existe ideologíapolítica en este tema, afectando a casi todos los partidos políticos del país,tanto los que están cargo de un gobierno autonómico como del Estado. La claseciudadana se encuentra crispada por esta situación. La justicia con lospolíticos corruptos es muy blanda e ineficaz. Está claro que las ansias depoder, de riqueza corrompe. Hoy el discurso político carece de credibilidad yconfianza debido a que muchos políticos están involucrados en tramas decorrupción. A principios del año 2015 se inició con 150 casos judicialesabiertos por corrupción. En total, 2.000 personas “investigadas” por estacausa. El principal partido del Gobierno en términos de representaciónparlamentaria, el Partido Popular, se vio empañada virulentamente por esteproblema. Se han registrado 54 casos de corrupción en PP durante los últimosaños en toda España, los más famosos el caso “Gurtel”, “Púnica”,. “Nóos”, “Bankia” y “Bárcenas”. El último escándalode este tipo con el Sr. Mariano Rajo a la cabeza de la Nación fue el caso“Imelsa”, en la comunidad valenciana. El Partido Socialista no se libra. Dehecho, la trama corrupta con mayor número de “investigados” es la de los ERE,en Andalucía. También afecto a otros partidos, como he dicho, como a losnacionalistas catalanes de CIU o a los de Podemos. En total, casi 500 políticosde este país fueron investigados por casos de corrupción, siendo condenados tansolo 82 personas con fecha a noviembre de 2014. Resulta irrisorio que tan sólo82 políticos fueron a prisión. En fin, un despropósito.

En definitiva, existe ennuestro país una profunda crisis institucional, de legitimidad y decredibilidad hacia la clase política en donde la sociedad la percibe con másrecelo, rabia y escepticismo.

¡Váyase, Sr. Rajoy!

Lo que está claro es quela pasada legislatura el Gobierno de la Nación presidido por Mariano Rajoy hizoa diestro y siniestro lo que se le antojó. Rompió la negociación colectiva conlos sindicatos, ignoró a la oposición, gobernó a base de decretos, recortóderechos sociales con el tijeretazo en sanidad, educación, justicia, políticasocial, abarató el despido con su controvertida reforma laboral, etc. No velópor los intereses generales del Estado. Se preocupó más en cumplir con loscriterios de convergencia impuestos por la TROICA (Fondo MonetarioInternacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), ignorando a la claseciudadana de este país. Rebajó el déficit. Eso sí, a costa de los derechos másfundamentales amparados por nuestra constitución: el derecho a tener unavivienda digna, un salario y una pensión justa, una sanidad, justicia yeducación gratuita e universal, etc. El conocido “Estado del Bienestar”,impulsado, por cierto,  por el Sr. FelipeGonzález en la presidencia (PSOE) en los años 80, se está resquebrajando. Enfin, realmente preocupante.

Ante ello, todos losespañoles exigimos un cambio político que haga reflotar a este país de la actualcrisis política, económica, laboral, social e institucional que está sufriendo.El próximo presidente tendrá la enorme responsabilidad de velar por losintereses generales y democráticos de todos los españoles, no de una minoríaprivilegiada, como hizo el Sr. Rajoy, y cumplir con el programa electoral porel cual los españoles depositaron su confianza con su voto en las urnas. Entrela medidas que tienen que tomar están, entre otras, reformar el mercadolaboral, actualizar el S.M.I., garantizar una renta mínima vital para todos losque están en situación de desamparo, prohibir las «puertas giratorias», desprivatizar la justicia, la sanidad y laeducación, subir las pensiones, mejorar la economía, e implementar una políticasocial basada en la justicia social y la igualdad. También, deberá solucionarel problema de la economía sumergida que representa un porcentaje realmenteconsiderable del PIB de este país. Por todo ello, es necesario savia nueva. Unpresidente con un espíritu joven, emprendedor y comprometido con los valoresconstitucionales de la nación, como son la justicia social, igualdad, elrespeto de los derechos individuales, la pluralidad y la unidad nacional deeste país. Ese es el reto. Muchas gracias. 

ACTUALIDAD

EL ESTADO DE LA NACIÓN II

(ACTUALIZADO)


  

Actualmente, España está sufriendo unasituación de impasse debido al bloqueo político que deparó las pasadasElecciones Generales del 20-D de 2015. Tanto el actual gobierno de la Nación enfunciones, el Sr. Mariano Rajoy (Partido Popular), como el principal partido dela oposición, el Sr. Pedro Sánchez (Partido Socialista) están buscando en elcongreso un pacto político de coalición para la gobernalidad de España lospróximos 4 años. Con unos posibles comicios anticipados en caso de no llegar aun consenso en el horizonte, el futuro que nos espera a los españoles esincierto, desolador y bastante pesimista. A pesar de ganar el referendumpopular del 20-D el Partido Popular, tiene pocos apoyos por parte de lospolíticos de otras ideologías y que tuvieron una amplia representaciónparlamentaria, como el PSOE, Podemos y Ciudadanos. Lo que está claro es que laaplastante mayoría de la sociedad española viene demandando un cambio político(lo que se viene llamando un giro a la izquierda) que resuelva los gravesproblemas que acucian a los españoles: la economía, el paro, la sanidad, laeducación, los servicios sociales, etc. La pasada legislatura el Gobierno de PPtuvo un “cheque en blanco” para gobernar el país, impulsando medidas muycontrovertidas, como la famosa reforma laboral, los recortes en educación, ensanidad, política social, etc. que hicieron crispar más a la sociedadespañola.  El Partido Popular se cerró enbanda, rompiendo la negociación colectiva entre patronal y sindicatos, el diálogocon la oposición y con los demás agentes sociales. El Sr. Rajoy no cumplió consu programa electoral, dejando de velar por los intereses generales del Estadoy de los españoles. Aunque realizó una rebaja fiscal a la clases pudientes,subió el IVA al 21 %, no devolvió parte de la paga extra a los funcionarios,implantó el copago sanitario y farmacéutico (privatización de la sanidadespañola), empeoró la calidad de la Educación con la implantación de la LOMCE,subió las tasas universitarias de matriculación, redujo el número y la dotaciónde la becas para estudio medios y superiores, eliminó el cheque-bebé, la rentabásica de emancipación, privatizó los servicios de la justicia, eliminó laprestación por desempleo a los parados de larga duración, abarató el despido,recortó drásticamente las medidas de política social, la implantación de la ley «mordaza», congeló prácticamente laspensiones (es cierto que hubo una subida de las pensiones en 0,25 % interanual,pero ese porcentaje es irrisorio comparado con el subida del costa de la vida yde la pérdida de poder adquisitivo), etc. Con el pretexto de cumplir  las exigencias del FMI y de la ComisiónEuropea, hubo un rescate a la banca de este país. La misma banca que concediócrédito a mansalva a los españoles aparentemente con buenas condiciones dedevolución, lo que hizo la sociedad española, los autónomos y las PYMES sehipotecaran y endeudaran drásticamente. Aunque es de reconocer que elendeudamiento de la sociedad española se produjo durante el Gobierno del Sr.José Luis Rodríguez Zapatero y continuó durante la política de austeridad yrecortes del Sr. Mariano Rajoy. Lo está claro que el modelo económico quedefiende el PP estaba y sigue estando basado en el capitalismo neoliberalimpuesto por la TROICA, favoreciendo en su política fiscal a la clase alta y rica,a la banca y oligarquías financieras corporativas y las grandesmultinacionales. Capitalismo puro y duro. El Partido Popular no veló niprotegió los intereses de los españoles y no se preocupó de sus derechosconstitucionales, dejando por enésima vez en desamparo a la poblaciónvulnerable de padecer la crisis, como las miles personas que viven sin techo,los desempleados de larga duración, la economía domestica de la clase media, alos pensionistas, a los inmigrantes irregulares sin cobertura sanitaria, etc.Si bien intentó aplicar alguna medida correcta, como fue la implantación de ladación en pago para aquellas familias con un crédito hipotecario impagado, paraevitar la esperpéntica situación de expulsión de sus hogares de muchosciudadanos. Aunque esa medida, parece una cortina de humo, ya que siguehabiendo muchos desahucios en nuestro país.

El paro

La promesa electoral de crear 2 millonesde empleos en los cuatro primeros 4 años de mandato en el gobierno se alejó porcompleto de la realidad. El número desempleados en edad laboral es de 4.779.500personas, lo que representa una tasa todavía muy difícil de asumir del 20, 9 %.La tasa de paro de la Eurozona es del 10, 5%, es decir, la mitad que en nuestropaís, reflejando su nivel más bajo desde 2011. Según Eurostat, en el conjuntode la Unión Europea, la tasa de paro es del 9,1 %. Irónicamente, España es elpaís de con mayor tasa de desocupados, después de Grecia, en la Eurozona. Segúnconstan en los registros, la tasa de desempleo masculino respecto al femeninono tuvo mayor incidencia en comparación con otros años anteriores, aunque esmuy ligeramente superior el femenino que el masculino. EnEspaña, el desempleo masculino se situó en noviembre en el 20,3%, una décimamenos que en octubre de 2015, mientras que el femenino alcanzó el 22,7%, unadécima menos respecto al mes anterior (sigue siendo un problema la redistribuciónde la nómina, en donde la mujer reclama una política europea de igualdad en elcobro de las nóminas que los equipare a los hombres). Por otro lado, Eurostatestimó la tasa de desempleo juvenil en un 20% en la Unión Europea, mientras queen la eurozona se situó en el 22,5%, frente al 22,6% del mes anterior y el23,2% de noviembre de 2014. Las mayores tasas de desempleo juvenil se situaronen Grecia (un 49,5% en septiembre de 2015), España (47,5%), Croacia (un 45,1%en septiembre) e Italia (38,1%). Por su parte, los países con menores tasas dedesempleo juvenil fueron Alemania (7%), Dinamarca (9,9%) y Austria (10,9%).Hablando claro, los que más sufrieron las consecuencias de la reforma laboralen España fueron los jóvenes y las mujeres. A pesar de que estamos ante lageneración de jóvenes mejor preparada tanto académica como profesionalmente, laexpectativas de inserción laboral son paupérrimas.  Por lo tanto, existe un debilitamiento yfragmentación del tejido productivo y una gran ralentización en la creación deempleo. De hecho, durante el Gobierno de la Nación presidido por el Sr. MarianoRajoy, en los 4 años solo sé ha generado 500 mil puestos de trabajo, lo querepresenta unos índices de creación cuantitativas de empleo muy pírricos. En cuanto a la calidad de los empleos, la aplastante mayoría de las contratacionesson eventuales o temporales. Aunque en términos interanuales, descendió elparo, no existe un crecimiento exponencial del empleo. En fin, un desastre.

En definitiva, una de lasmayores preocupaciones de nuestro país es la tasa de paro. Los jóvenes menoresde 30 años y las mujeres son la población más vulnerable en pagar lasconsecuencias de la controvertida “reforma laboral”.

Economía

Aunque España,afortunadamente, salió de la recesión económica heredada por el gobiernosocialista del Sr. Zapatero, la situación económica del país nos es buena. Eneste sentido, aunque en término macroeconómicos hay crecimiento positivo de laeconomía del país, la situación real de la economía doméstica es pobre yexasperante. Las familia domestica española no llega a finales de mes o lo quees peor, les cuesta empezarlo. Según una Encuesta sobre Condiciones de Vida delI.N.E. (Instituto Nacional de Estadística), la tasa de pobreza y exclusiónsocial en el año 2014, con Rajoy en la presidencia, alcanzó la mareante cifradel 22,2 %. El umbral de la pobreza está en los 7,9360 euros al año. Aunqueestamos actualmente en periodo de deflación, el poder adquisitivo y el consumode los españoles ha decaído seriamente debido a la subida del IVA, la luz, eldéficit económico familiar, la desocupación laboral, etc. Desde que se inicióla crisis en España en 2008 debido al pinchazo de la «burbuja» inmobiliaria en este país y al efecto dominó en la economía mundial debido a la crisis hipotecaria subprime en EE.UU., el consumo bajó en un 12,6 %, según adelantó elBanco de España. Aunque a nivel macroeconómico se está produciendo uncrecimiento lento y positivo del P.I.B. estimado en un 0,8 % en el últimotrimestre del 2015, las políticas de estímulo económico, social y laboral noestán fructificando a nivel de economía doméstica. Es cierto, según el FMI, quelas previsiones para España indican un crecimiento positivo de la economíaespañola en un 2,7 % anual, más que la media europea. España ocupa el puestonúmero 14 del mundo en términos de P.I.B. nominal. En la mejor etapa socialistaen la presidencia, con el Sr. José Luís Rodríguez Zapatero, España llegó a serla octava economía del mundo. La economía de este país está ligado a la tasaempleo y al número de cotizantes a la Seguridad Social. El problema estriba quela sociedad española está envejecida y retirada laboralmente, cobrandopensiones de jubilación. La gente joven, al no tener oportunidades de empleo,emigra del país para poder encontrar un trabajo y la estabilidad. Existe unafuga masiva de cerebros que abandonan España en busca de un futuro mejor, comoen Alemania, Francia, Reino Unido, etc. Por lo tanto, debido a la baja tasa denatalidad, al envejecimiento de la población y la precariedad del trabajo, laeconomía española se resiente.

La corrupción

Una de las auténticaslacras de este país es la corrupción. Hemos visto una y otra vez como salpicabaa los dirigentes políticos de la nación. Según una encuesta del CIS (Centro deInvestigaciones Sociológicas) realizada en octubre de 2015, la mayorpreocupación, después del paro (79, 1 %) y la economía (64, 6 %), es lacorrupción. En este sentido, casi el 64 % de los ciudadanos españoles consideraque se hace poco o muy pocos esfuerzo para luchar contra esta lacra.

No existe ideologíapolítica en este tema, afectando a casi todos los partidos políticos del país,tanto los que están cargo de un gobierno autonómico como del Estado. La claseciudadana se encuentra crispada por esta situación. La justicia con lospolíticos corruptos es muy blanda e ineficaz. Está claro que las ansias depoder, de riqueza corrompe. Hoy el discurso político carece de credibilidad yconfianza debido a que muchos políticos están involucrados en tramas decorrupción. A principios del año 2015 se inició con 150 casos judicialesabiertos por corrupción. En total, 2.000 personas “investigadas” por estacausa. El principal partido del Gobierno en términos de representaciónparlamentaria, el Partido Popular, se vio empañada virulentamente por esteproblema. Se han registrado 54 casos de corrupción en PP durante los últimosaños en toda España, los más famosos el caso “Gurtel”, “Púnica”,. “Nóos”, “Bankia” y “Bárcenas”. El último escándalode este tipo con el Sr. Mariano Rajo a la cabeza de la Nación fue el caso“Imelsa”, en la comunidad valenciana. El Partido Socialista no se libra. Dehecho, la trama corrupta con mayor número de “investigados” es la de los ERE,en Andalucía. También afecto a otros partidos, como he dicho, como a losnacionalistas catalanes de CIU o a los de Podemos. En total, casi 500 políticosde este país fueron investigados por casos de corrupción, siendo condenados tansolo 82 personas con fecha a noviembre de 2014. Resulta irrisorio que tan sólo82 políticos fueron a prisión. En fin, un despropósito.

En definitiva, existe ennuestro país una profunda crisis institucional, de legitimidad y decredibilidad hacia la clase política en donde la sociedad la percibe con másrecelo, rabia y escepticismo.

¡Váyase, Sr. Rajoy!

Lo que está claro es quela pasada legislatura el Gobierno de la Nación presidido por Mariano Rajoy hizoa diestro y siniestro lo que se le antojó. Rompió la negociación colectiva conlos sindicatos, ignoró a la oposición, gobernó a base de decretos, recortóderechos sociales con el tijeretazo en sanidad, educación, justicia, políticasocial, abarató el despido con su controvertida reforma laboral, etc. No velópor los intereses generales del Estado. Se preocupó más en cumplir con loscriterios de convergencia impuestos por la TROICA (Fondo MonetarioInternacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), ignorando a la claseciudadana de este país. Rebajó el déficit. Eso sí, a costa de los derechos másfundamentales amparados por nuestra constitución: el derecho a tener unavivienda digna, un salario y una pensión justa, una sanidad, justicia yeducación gratuita e universal, etc. El conocido “Estado del Bienestar”,impulsado, por cierto,  por el Sr. FelipeGonzález en la presidencia (PSOE) en los años 80, se está resquebrajando. Enfin, realmente preocupante.

Ante ello, todos losespañoles exigimos un cambio político que haga reflotar a este país de la actualcrisis política, económica, laboral, social e institucional que está sufriendo.El próximo presidente tendrá la enorme responsabilidad de velar por losintereses generales y democráticos de todos los españoles, no de una minoríaprivilegiada, como hizo el Sr. Rajoy, y cumplir con el programa electoral porel cual los españoles depositaron su confianza con su voto en las urnas. Entrela medidas que tienen que tomar están, entre otras, reformar el mercadolaboral, actualizar el S.M.I., garantizar una renta mínima vital para todos losque están en situación de desamparo, prohibir las «puertas giratorias», desprivatizar la justicia, la sanidad y laeducación, subir las pensiones, mejorar la economía, e implementar una políticasocial basada en la justicia social y la igualdad. También, deberá solucionarel problema de la economía sumergida que representa un porcentaje realmenteconsiderable del PIB de este país. Por todo ello, es necesario savia nueva. Unpresidente con un espíritu joven, emprendedor y comprometido con los valoresconstitucionales de la nación, como son la justicia social, igualdad, elrespeto de los derechos individuales, la pluralidad y la unidad nacional deeste país. Ese es el reto. Muchas gracias. 

ACTUALIDAD

EL ESTADO DE LA NACIÓN II

(ACTUALIZADO)


  

Actualmente, España está sufriendo unasituación de impasse debido al bloqueo político que deparó las pasadasElecciones Generales del 20-D de 2015. Tanto el actual gobierno de la Nación enfunciones, el Sr. Mariano Rajoy (Partido Popular), como el principal partido dela oposición, el Sr. Pedro Sánchez (Partido Socialista) están buscando en elcongreso un pacto político de coalición para la gobernalidad de España lospróximos 4 años. Con unos posibles comicios anticipados en caso de no llegar aun consenso en el horizonte, el futuro que nos espera a los españoles esincierto, desolador y bastante pesimista. A pesar de ganar el referendumpopular del 20-D el Partido Popular, tiene pocos apoyos por parte de lospolíticos de otras ideologías y que tuvieron una amplia representaciónparlamentaria, como el PSOE, Podemos y Ciudadanos. Lo que está claro es que laaplastante mayoría de la sociedad española viene demandando un cambio político(lo que se viene llamando un giro a la izquierda) que resuelva los gravesproblemas que acucian a los españoles: la economía, el paro, la sanidad, laeducación, los servicios sociales, etc. La pasada legislatura el Gobierno de PPtuvo un “cheque en blanco” para gobernar el país, impulsando medidas muycontrovertidas, como la famosa reforma laboral, los recortes en educación, ensanidad, política social, etc. que hicieron crispar más a la sociedadespañola.  El Partido Popular se cerró enbanda, rompiendo la negociación colectiva entre patronal y sindicatos, el diálogocon la oposición y con los demás agentes sociales. El Sr. Rajoy no cumplió consu programa electoral, dejando de velar por los intereses generales del Estadoy de los españoles. Aunque realizó una rebaja fiscal a la clases pudientes,subió el IVA al 21 %, no devolvió parte de la paga extra a los funcionarios,implantó el copago sanitario y farmacéutico (privatización de la sanidadespañola), empeoró la calidad de la Educación con la implantación de la LOMCE,subió las tasas universitarias de matriculación, redujo el número y la dotaciónde la becas para estudio medios y superiores, eliminó el cheque-bebé, la rentabásica de emancipación, privatizó los servicios de la justicia, eliminó laprestación por desempleo a los parados de larga duración, abarató el despido,recortó drásticamente las medidas de política social, la implantación de la ley «mordaza», congeló prácticamente laspensiones (es cierto que hubo una subida de las pensiones en 0,25 % interanual,pero ese porcentaje es irrisorio comparado con el subida del costa de la vida yde la pérdida de poder adquisitivo), etc. Con el pretexto de cumplir  las exigencias del FMI y de la ComisiónEuropea, hubo un rescate a la banca de este país. La misma banca que concediócrédito a mansalva a los españoles aparentemente con buenas condiciones dedevolución, lo que hizo la sociedad española, los autónomos y las PYMES sehipotecaran y endeudaran drásticamente. Aunque es de reconocer que elendeudamiento de la sociedad española se produjo durante el Gobierno del Sr.José Luis Rodríguez Zapatero y continuó durante la política de austeridad yrecortes del Sr. Mariano Rajoy. Lo está claro que el modelo económico quedefiende el PP estaba y sigue estando basado en el capitalismo neoliberalimpuesto por la TROICA, favoreciendo en su política fiscal a la clase alta y rica,a la banca y oligarquías financieras corporativas y las grandesmultinacionales. Capitalismo puro y duro. El Partido Popular no veló niprotegió los intereses de los españoles y no se preocupó de sus derechosconstitucionales, dejando por enésima vez en desamparo a la poblaciónvulnerable de padecer la crisis, como las miles personas que viven sin techo,los desempleados de larga duración, la economía domestica de la clase media, alos pensionistas, a los inmigrantes irregulares sin cobertura sanitaria, etc.Si bien intentó aplicar alguna medida correcta, como fue la implantación de ladación en pago para aquellas familias con un crédito hipotecario impagado, paraevitar la esperpéntica situación de expulsión de sus hogares de muchosciudadanos. Aunque esa medida, parece una cortina de humo, ya que siguehabiendo muchos desahucios en nuestro país.

El paro

La promesa electoral de crear 2 millonesde empleos en los cuatro primeros 4 años de mandato en el gobierno se alejó porcompleto de la realidad. El número desempleados en edad laboral es de 4.779.500personas, lo que representa una tasa todavía muy difícil de asumir del 20, 9 %.La tasa de paro de la Eurozona es del 10, 5%, es decir, la mitad que en nuestropaís, reflejando su nivel más bajo desde 2011. Según Eurostat, en el conjuntode la Unión Europea, la tasa de paro es del 9,1 %. Irónicamente, España es elpaís de con mayor tasa de desocupados, después de Grecia, en la Eurozona. Segúnconstan en los registros, la tasa de desempleo masculino respecto al femeninono tuvo mayor incidencia en comparación con otros años anteriores, aunque esmuy ligeramente superior el femenino que el masculino. EnEspaña, el desempleo masculino se situó en noviembre en el 20,3%, una décimamenos que en octubre de 2015, mientras que el femenino alcanzó el 22,7%, unadécima menos respecto al mes anterior (sigue siendo un problema la redistribuciónde la nómina, en donde la mujer reclama una política europea de igualdad en elcobro de las nóminas que los equipare a los hombres). Por otro lado, Eurostatestimó la tasa de desempleo juvenil en un 20% en la Unión Europea, mientras queen la eurozona se situó en el 22,5%, frente al 22,6% del mes anterior y el23,2% de noviembre de 2014. Las mayores tasas de desempleo juvenil se situaronen Grecia (un 49,5% en septiembre de 2015), España (47,5%), Croacia (un 45,1%en septiembre) e Italia (38,1%). Por su parte, los países con menores tasas dedesempleo juvenil fueron Alemania (7%), Dinamarca (9,9%) y Austria (10,9%).Hablando claro, los que más sufrieron las consecuencias de la reforma laboralen España fueron los jóvenes y las mujeres. A pesar de que estamos ante lageneración de jóvenes mejor preparada tanto académica como profesionalmente, laexpectativas de inserción laboral son paupérrimas.  Por lo tanto, existe un debilitamiento yfragmentación del tejido productivo y una gran ralentización en la creación deempleo. De hecho, durante el Gobierno de la Nación presidido por el Sr. MarianoRajoy, en los 4 años solo sé ha generado 500 mil puestos de trabajo, lo querepresenta unos índices de creación cuantitativas de empleo muy pírricos. En cuanto a la calidad de los empleos, la aplastante mayoría de las contratacionesson eventuales o temporales. Aunque en términos interanuales, descendió elparo, no existe un crecimiento exponencial del empleo. En fin, un desastre.

En definitiva, una de lasmayores preocupaciones de nuestro país es la tasa de paro. Los jóvenes menoresde 30 años y las mujeres son la población más vulnerable en pagar lasconsecuencias de la controvertida “reforma laboral”.

Economía

Aunque España,afortunadamente, salió de la recesión económica heredada por el gobiernosocialista del Sr. Zapatero, la situación económica del país nos es buena. Eneste sentido, aunque en término macroeconómicos hay crecimiento positivo de laeconomía del país, la situación real de la economía doméstica es pobre yexasperante. Las familia domestica española no llega a finales de mes o lo quees peor, les cuesta empezarlo. Según una Encuesta sobre Condiciones de Vida delI.N.E. (Instituto Nacional de Estadística), la tasa de pobreza y exclusiónsocial en el año 2014, con Rajoy en la presidencia, alcanzó la mareante cifradel 22,2 %. El umbral de la pobreza está en los 7,9360 euros al año. Aunqueestamos actualmente en periodo de deflación, el poder adquisitivo y el consumode los españoles ha decaído seriamente debido a la subida del IVA, la luz, eldéficit económico familiar, la desocupación laboral, etc. Desde que se inicióla crisis en España en 2008 debido al pinchazo de la «burbuja» inmobiliaria en este país y al efecto dominó en la economía mundial debido a la crisis hipotecaria subprime en EE.UU., el consumo bajó en un 12,6 %, según adelantó elBanco de España. Aunque a nivel macroeconómico se está produciendo uncrecimiento lento y positivo del P.I.B. estimado en un 0,8 % en el últimotrimestre del 2015, las políticas de estímulo económico, social y laboral noestán fructificando a nivel de economía doméstica. Es cierto, según el FMI, quelas previsiones para España indican un crecimiento positivo de la economíaespañola en un 2,7 % anual, más que la media europea. España ocupa el puestonúmero 14 del mundo en términos de P.I.B. nominal. En la mejor etapa socialistaen la presidencia, con el Sr. José Luís Rodríguez Zapatero, España llegó a serla octava economía del mundo. La economía de este país está ligado a la tasaempleo y al número de cotizantes a la Seguridad Social. El problema estriba quela sociedad española está envejecida y retirada laboralmente, cobrandopensiones de jubilación. La gente joven, al no tener oportunidades de empleo,emigra del país para poder encontrar un trabajo y la estabilidad. Existe unafuga masiva de cerebros que abandonan España en busca de un futuro mejor, comoen Alemania, Francia, Reino Unido, etc. Por lo tanto, debido a la baja tasa denatalidad, al envejecimiento de la población y la precariedad del trabajo, laeconomía española se resiente.

La corrupción

Una de las auténticaslacras de este país es la corrupción. Hemos visto una y otra vez como salpicabaa los dirigentes políticos de la nación. Según una encuesta del CIS (Centro deInvestigaciones Sociológicas) realizada en octubre de 2015, la mayorpreocupación, después del paro (79, 1 %) y la economía (64, 6 %), es lacorrupción. En este sentido, casi el 64 % de los ciudadanos españoles consideraque se hace poco o muy pocos esfuerzo para luchar contra esta lacra.

No existe ideologíapolítica en este tema, afectando a casi todos los partidos políticos del país,tanto los que están cargo de un gobierno autonómico como del Estado. La claseciudadana se encuentra crispada por esta situación. La justicia con lospolíticos corruptos es muy blanda e ineficaz. Está claro que las ansias depoder, de riqueza corrompe. Hoy el discurso político carece de credibilidad yconfianza debido a que muchos políticos están involucrados en tramas decorrupción. A principios del año 2015 se inició con 150 casos judicialesabiertos por corrupción. En total, 2.000 personas “investigadas” por estacausa. El principal partido del Gobierno en términos de representaciónparlamentaria, el Partido Popular, se vio empañada virulentamente por esteproblema. Se han registrado 54 casos de corrupción en PP durante los últimosaños en toda España, los más famosos el caso “Gurtel”, “Púnica”,. “Nóos”, “Bankia” y “Bárcenas”. El último escándalode este tipo con el Sr. Mariano Rajo a la cabeza de la Nación fue el caso“Imelsa”, en la comunidad valenciana. El Partido Socialista no se libra. Dehecho, la trama corrupta con mayor número de “investigados” es la de los ERE,en Andalucía. También afecto a otros partidos, como he dicho, como a losnacionalistas catalanes de CIU o a los de Podemos. En total, casi 500 políticosde este país fueron investigados por casos de corrupción, siendo condenados tansolo 82 personas con fecha a noviembre de 2014. Resulta irrisorio que tan sólo82 políticos fueron a prisión. En fin, un despropósito.

En definitiva, existe ennuestro país una profunda crisis institucional, de legitimidad y decredibilidad hacia la clase política en donde la sociedad la percibe con másrecelo, rabia y escepticismo.

¡Váyase, Sr. Rajoy!

Lo que está claro es quela pasada legislatura el Gobierno de la Nación presidido por Mariano Rajoy hizoa diestro y siniestro lo que se le antojó. Rompió la negociación colectiva conlos sindicatos, ignoró a la oposición, gobernó a base de decretos, recortóderechos sociales con el tijeretazo en sanidad, educación, justicia, políticasocial, abarató el despido con su controvertida reforma laboral, etc. No velópor los intereses generales del Estado. Se preocupó más en cumplir con loscriterios de convergencia impuestos por la TROICA (Fondo MonetarioInternacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), ignorando a la claseciudadana de este país. Rebajó el déficit. Eso sí, a costa de los derechos másfundamentales amparados por nuestra constitución: el derecho a tener unavivienda digna, un salario y una pensión justa, una sanidad, justicia yeducación gratuita e universal, etc. El conocido “Estado del Bienestar”,impulsado, por cierto,  por el Sr. FelipeGonzález en la presidencia (PSOE) en los años 80, se está resquebrajando. Enfin, realmente preocupante.

Ante ello, todos losespañoles exigimos un cambio político que haga reflotar a este país de la actualcrisis política, económica, laboral, social e institucional que está sufriendo.El próximo presidente tendrá la enorme responsabilidad de velar por losintereses generales y democráticos de todos los españoles, no de una minoríaprivilegiada, como hizo el Sr. Rajoy, y cumplir con el programa electoral porel cual los españoles depositaron su confianza con su voto en las urnas. Entrela medidas que tienen que tomar están, entre otras, reformar el mercadolaboral, actualizar el S.M.I., garantizar una renta mínima vital para todos losque están en situación de desamparo, prohibir las «puertas giratorias», desprivatizar la justicia, la sanidad y laeducación, subir las pensiones, mejorar la economía, e implementar una políticasocial basada en la justicia social y la igualdad. También, deberá solucionarel problema de la economía sumergida que representa un porcentaje realmenteconsiderable del PIB de este país. Por todo ello, es necesario savia nueva. Unpresidente con un espíritu joven, emprendedor y comprometido con los valoresconstitucionales de la nación, como son la justicia social, igualdad, elrespeto de los derechos individuales, la pluralidad y la unidad nacional deeste país. Ese es el reto. Muchas gracias. 

ACTUALIDAD

EL ESTADO DE LA NACIÓN II

(ACTUALIZADO)


  

Actualmente, España está sufriendo unasituación de impasse debido al bloqueo político que deparó las pasadasElecciones Generales del 20-D de 2015. Tanto el actual gobierno de la Nación enfunciones, el Sr. Mariano Rajoy (Partido Popular), como el principal partido dela oposición, el Sr. Pedro Sánchez (Partido Socialista) están buscando en elcongreso un pacto político de coalición para la gobernalidad de España lospróximos 4 años. Con unos posibles comicios anticipados en caso de no llegar aun consenso en el horizonte, el futuro que nos espera a los españoles esincierto, desolador y bastante pesimista. A pesar de ganar el referendumpopular del 20-D el Partido Popular, tiene pocos apoyos por parte de lospolíticos de otras ideologías y que tuvieron una amplia representaciónparlamentaria, como el PSOE, Podemos y Ciudadanos. Lo que está claro es que laaplastante mayoría de la sociedad española viene demandando un cambio político(lo que se viene llamando un giro a la izquierda) que resuelva los gravesproblemas que acucian a los españoles: la economía, el paro, la sanidad, laeducación, los servicios sociales, etc. La pasada legislatura el Gobierno de PPtuvo un “cheque en blanco” para gobernar el país, impulsando medidas muycontrovertidas, como la famosa reforma laboral, los recortes en educación, ensanidad, política social, etc. que hicieron crispar más a la sociedadespañola.  El Partido Popular se cerró enbanda, rompiendo la negociación colectiva entre patronal y sindicatos, el diálogocon la oposición y con los demás agentes sociales. El Sr. Rajoy no cumplió consu programa electoral, dejando de velar por los intereses generales del Estadoy de los españoles. Aunque realizó una rebaja fiscal a la clases pudientes,subió el IVA al 21 %, no devolvió parte de la paga extra a los funcionarios,implantó el copago sanitario y farmacéutico (privatización de la sanidadespañola), empeoró la calidad de la Educación con la implantación de la LOMCE,subió las tasas universitarias de matriculación, redujo el número y la dotaciónde la becas para estudio medios y superiores, eliminó el cheque-bebé, la rentabásica de emancipación, privatizó los servicios de la justicia, eliminó laprestación por desempleo a los parados de larga duración, abarató el despido,recortó drásticamente las medidas de política social, la implantación de la ley «mordaza», congeló prácticamente laspensiones (es cierto que hubo una subida de las pensiones en 0,25 % interanual,pero ese porcentaje es irrisorio comparado con el subida del costa de la vida yde la pérdida de poder adquisitivo), etc. Con el pretexto de cumplir  las exigencias del FMI y de la ComisiónEuropea, hubo un rescate a la banca de este país. La misma banca que concediócrédito a mansalva a los españoles aparentemente con buenas condiciones dedevolución, lo que hizo la sociedad española, los autónomos y las PYMES sehipotecaran y endeudaran drásticamente. Aunque es de reconocer que elendeudamiento de la sociedad española se produjo durante el Gobierno del Sr.José Luis Rodríguez Zapatero y continuó durante la política de austeridad yrecortes del Sr. Mariano Rajoy. Lo está claro que el modelo económico quedefiende el PP estaba y sigue estando basado en el capitalismo neoliberalimpuesto por la TROICA, favoreciendo en su política fiscal a la clase alta y rica,a la banca y oligarquías financieras corporativas y las grandesmultinacionales. Capitalismo puro y duro. El Partido Popular no veló niprotegió los intereses de los españoles y no se preocupó de sus derechosconstitucionales, dejando por enésima vez en desamparo a la poblaciónvulnerable de padecer la crisis, como las miles personas que viven sin techo,los desempleados de larga duración, la economía domestica de la clase media, alos pensionistas, a los inmigrantes irregulares sin cobertura sanitaria, etc.Si bien intentó aplicar alguna medida correcta, como fue la implantación de ladación en pago para aquellas familias con un crédito hipotecario impagado, paraevitar la esperpéntica situación de expulsión de sus hogares de muchosciudadanos. Aunque esa medida, parece una cortina de humo, ya que siguehabiendo muchos desahucios en nuestro país.

El paro

La promesa electoral de crear 2 millonesde empleos en los cuatro primeros 4 años de mandato en el gobierno se alejó porcompleto de la realidad. El número desempleados en edad laboral es de 4.779.500personas, lo que representa una tasa todavía muy difícil de asumir del 20, 9 %.La tasa de paro de la Eurozona es del 10, 5%, es decir, la mitad que en nuestropaís, reflejando su nivel más bajo desde 2011. Según Eurostat, en el conjuntode la Unión Europea, la tasa de paro es del 9,1 %. Irónicamente, España es elpaís de con mayor tasa de desocupados, después de Grecia, en la Eurozona. Segúnconstan en los registros, la tasa de desempleo masculino respecto al femeninono tuvo mayor incidencia en comparación con otros años anteriores, aunque esmuy ligeramente superior el femenino que el masculino. EnEspaña, el desempleo masculino se situó en noviembre en el 20,3%, una décimamenos que en octubre de 2015, mientras que el femenino alcanzó el 22,7%, unadécima menos respecto al mes anterior (sigue siendo un problema la redistribuciónde la nómina, en donde la mujer reclama una política europea de igualdad en elcobro de las nóminas que los equipare a los hombres). Por otro lado, Eurostatestimó la tasa de desempleo juvenil en un 20% en la Unión Europea, mientras queen la eurozona se situó en el 22,5%, frente al 22,6% del mes anterior y el23,2% de noviembre de 2014. Las mayores tasas de desempleo juvenil se situaronen Grecia (un 49,5% en septiembre de 2015), España (47,5%), Croacia (un 45,1%en septiembre) e Italia (38,1%). Por su parte, los países con menores tasas dedesempleo juvenil fueron Alemania (7%), Dinamarca (9,9%) y Austria (10,9%).Hablando claro, los que más sufrieron las consecuencias de la reforma laboralen España fueron los jóvenes y las mujeres. A pesar de que estamos ante lageneración de jóvenes mejor preparada tanto académica como profesionalmente, laexpectativas de inserción laboral son paupérrimas.  Por lo tanto, existe un debilitamiento yfragmentación del tejido productivo y una gran ralentización en la creación deempleo. De hecho, durante el Gobierno de la Nación presidido por el Sr. MarianoRajoy, en los 4 años solo sé ha generado 500 mil puestos de trabajo, lo querepresenta unos índices de creación cuantitativas de empleo muy pírricos. En cuanto a la calidad de los empleos, la aplastante mayoría de las contratacionesson eventuales o temporales. Aunque en términos interanuales, descendió elparo, no existe un crecimiento exponencial del empleo. En fin, un desastre.

En definitiva, una de lasmayores preocupaciones de nuestro país es la tasa de paro. Los jóvenes menoresde 30 años y las mujeres son la población más vulnerable en pagar lasconsecuencias de la controvertida “reforma laboral”.

Economía

Aunque España,afortunadamente, salió de la recesión económica heredada por el gobiernosocialista del Sr. Zapatero, la situación económica del país nos es buena. Eneste sentido, aunque en término macroeconómicos hay crecimiento positivo de laeconomía del país, la situación real de la economía doméstica es pobre yexasperante. Las familia domestica española no llega a finales de mes o lo quees peor, les cuesta empezarlo. Según una Encuesta sobre Condiciones de Vida delI.N.E. (Instituto Nacional de Estadística), la tasa de pobreza y exclusiónsocial en el año 2014, con Rajoy en la presidencia, alcanzó la mareante cifradel 22,2 %. El umbral de la pobreza está en los 7,9360 euros al año. Aunqueestamos actualmente en periodo de deflación, el poder adquisitivo y el consumode los españoles ha decaído seriamente debido a la subida del IVA, la luz, eldéficit económico familiar, la desocupación laboral, etc. Desde que se inicióla crisis en España en 2008 debido al pinchazo de la «burbuja» inmobiliaria en este país y al efecto dominó en la economía mundial debido a la crisis hipotecaria subprime en EE.UU., el consumo bajó en un 12,6 %, según adelantó elBanco de España. Aunque a nivel macroeconómico se está produciendo uncrecimiento lento y positivo del P.I.B. estimado en un 0,8 % en el últimotrimestre del 2015, las políticas de estímulo económico, social y laboral noestán fructificando a nivel de economía doméstica. Es cierto, según el FMI, quelas previsiones para España indican un crecimiento positivo de la economíaespañola en un 2,7 % anual, más que la media europea. España ocupa el puestonúmero 14 del mundo en términos de P.I.B. nominal. En la mejor etapa socialistaen la presidencia, con el Sr. José Luís Rodríguez Zapatero, España llegó a serla octava economía del mundo. La economía de este país está ligado a la tasaempleo y al número de cotizantes a la Seguridad Social. El problema estriba quela sociedad española está envejecida y retirada laboralmente, cobrandopensiones de jubilación. La gente joven, al no tener oportunidades de empleo,emigra del país para poder encontrar un trabajo y la estabilidad. Existe unafuga masiva de cerebros que abandonan España en busca de un futuro mejor, comoen Alemania, Francia, Reino Unido, etc. Por lo tanto, debido a la baja tasa denatalidad, al envejecimiento de la población y la precariedad del trabajo, laeconomía española se resiente.

La corrupción

Una de las auténticaslacras de este país es la corrupción. Hemos visto una y otra vez como salpicabaa los dirigentes políticos de la nación. Según una encuesta del CIS (Centro deInvestigaciones Sociológicas) realizada en octubre de 2015, la mayorpreocupación, después del paro (79, 1 %) y la economía (64, 6 %), es lacorrupción. En este sentido, casi el 64 % de los ciudadanos españoles consideraque se hace poco o muy pocos esfuerzo para luchar contra esta lacra.

No existe ideologíapolítica en este tema, afectando a casi todos los partidos políticos del país,tanto los que están cargo de un gobierno autonómico como del Estado. La claseciudadana se encuentra crispada por esta situación. La justicia con lospolíticos corruptos es muy blanda e ineficaz. Está claro que las ansias depoder, de riqueza corrompe. Hoy el discurso político carece de credibilidad yconfianza debido a que muchos políticos están involucrados en tramas decorrupción. A principios del año 2015 se inició con 150 casos judicialesabiertos por corrupción. En total, 2.000 personas “investigadas” por estacausa. El principal partido del Gobierno en términos de representaciónparlamentaria, el Partido Popular, se vio empañada virulentamente por esteproblema. Se han registrado 54 casos de corrupción en PP durante los últimosaños en toda España, los más famosos el caso “Gurtel”, “Púnica”,. “Nóos”, “Bankia” y “Bárcenas”. El último escándalode este tipo con el Sr. Mariano Rajo a la cabeza de la Nación fue el caso“Imelsa”, en la comunidad valenciana. El Partido Socialista no se libra. Dehecho, la trama corrupta con mayor número de “investigados” es la de los ERE,en Andalucía. También afecto a otros partidos, como he dicho, como a losnacionalistas catalanes de CIU o a los de Podemos. En total, casi 500 políticosde este país fueron investigados por casos de corrupción, siendo condenados tansolo 82 personas con fecha a noviembre de 2014. Resulta irrisorio que tan sólo82 políticos fueron a prisión. En fin, un despropósito.

En definitiva, existe ennuestro país una profunda crisis institucional, de legitimidad y decredibilidad hacia la clase política en donde la sociedad la percibe con másrecelo, rabia y escepticismo.

¡Váyase, Sr. Rajoy!

Lo que está claro es quela pasada legislatura el Gobierno de la Nación presidido por Mariano Rajoy hizoa diestro y siniestro lo que se le antojó. Rompió la negociación colectiva conlos sindicatos, ignoró a la oposición, gobernó a base de decretos, recortóderechos sociales con el tijeretazo en sanidad, educación, justicia, políticasocial, abarató el despido con su controvertida reforma laboral, etc. No velópor los intereses generales del Estado. Se preocupó más en cumplir con loscriterios de convergencia impuestos por la TROICA (Fondo MonetarioInternacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), ignorando a la claseciudadana de este país. Rebajó el déficit. Eso sí, a costa de los derechos másfundamentales amparados por nuestra constitución: el derecho a tener unavivienda digna, un salario y una pensión justa, una sanidad, justicia yeducación gratuita e universal, etc. El conocido “Estado del Bienestar”,impulsado, por cierto,  por el Sr. FelipeGonzález en la presidencia (PSOE) en los años 80, se está resquebrajando. Enfin, realmente preocupante.

Ante ello, todos losespañoles exigimos un cambio político que haga reflotar a este país de la actualcrisis política, económica, laboral, social e institucional que está sufriendo.El próximo presidente tendrá la enorme responsabilidad de velar por losintereses generales y democráticos de todos los españoles, no de una minoríaprivilegiada, como hizo el Sr. Rajoy, y cumplir con el programa electoral porel cual los españoles depositaron su confianza con su voto en las urnas. Entrela medidas que tienen que tomar están, entre otras, reformar el mercadolaboral, actualizar el S.M.I., garantizar una renta mínima vital para todos losque están en situación de desamparo, prohibir las «puertas giratorias», desprivatizar la justicia, la sanidad y laeducación, subir las pensiones, mejorar la economía, e implementar una políticasocial basada en la justicia social y la igualdad. También, deberá solucionarel problema de la economía sumergida que representa un porcentaje realmenteconsiderable del PIB de este país. Por todo ello, es necesario savia nueva. Unpresidente con un espíritu joven, emprendedor y comprometido con los valoresconstitucionales de la nación, como son la justicia social, igualdad, elrespeto de los derechos individuales, la pluralidad y la unidad nacional deeste país. Ese es el reto. Muchas gracias. 

ACTUALIDAD

EL ESTADO DE LA NACIÓN II

(ACTUALIZADO)


  

Actualmente, España está sufriendo unasituación de impasse debido al bloqueo político que deparó las pasadasElecciones Generales del 20-D de 2015. Tanto el actual gobierno de la Nación enfunciones, el Sr. Mariano Rajoy (Partido Popular), como el principal partido dela oposición, el Sr. Pedro Sánchez (Partido Socialista) están buscando en elcongreso un pacto político de coalición para la gobernalidad de España lospróximos 4 años. Con unos posibles comicios anticipados en caso de no llegar aun consenso en el horizonte, el futuro que nos espera a los españoles esincierto, desolador y bastante pesimista. A pesar de ganar el referendumpopular del 20-D el Partido Popular, tiene pocos apoyos por parte de lospolíticos de otras ideologías y que tuvieron una amplia representaciónparlamentaria, como el PSOE, Podemos y Ciudadanos. Lo que está claro es que laaplastante mayoría de la sociedad española viene demandando un cambio político(lo que se viene llamando un giro a la izquierda) que resuelva los gravesproblemas que acucian a los españoles: la economía, el paro, la sanidad, laeducación, los servicios sociales, etc. La pasada legislatura el Gobierno de PPtuvo un “cheque en blanco” para gobernar el país, impulsando medidas muycontrovertidas, como la famosa reforma laboral, los recortes en educación, ensanidad, política social, etc. que hicieron crispar más a la sociedadespañola.  El Partido Popular se cerró enbanda, rompiendo la negociación colectiva entre patronal y sindicatos, el diálogocon la oposición y con los demás agentes sociales. El Sr. Rajoy no cumplió consu programa electoral, dejando de velar por los intereses generales del Estadoy de los españoles. Aunque realizó una rebaja fiscal a la clases pudientes,subió el IVA al 21 %, no devolvió parte de la paga extra a los funcionarios,implantó el copago sanitario y farmacéutico (privatización de la sanidadespañola), empeoró la calidad de la Educación con la implantación de la LOMCE,subió las tasas universitarias de matriculación, redujo el número y la dotaciónde la becas para estudio medios y superiores, eliminó el cheque-bebé, la rentabásica de emancipación, privatizó los servicios de la justicia, eliminó laprestación por desempleo a los parados de larga duración, abarató el despido,recortó drásticamente las medidas de política social, la implantación de la ley «mordaza», congeló prácticamente laspensiones (es cierto que hubo una subida de las pensiones en 0,25 % interanual,pero ese porcentaje es irrisorio comparado con el subida del costa de la vida yde la pérdida de poder adquisitivo), etc. Con el pretexto de cumplir  las exigencias del FMI y de la ComisiónEuropea, hubo un rescate a la banca de este país. La misma banca que concediócrédito a mansalva a los españoles aparentemente con buenas condiciones dedevolución, lo que hizo la sociedad española, los autónomos y las PYMES sehipotecaran y endeudaran drásticamente. Aunque es de reconocer que elendeudamiento de la sociedad española se produjo durante el Gobierno del Sr.José Luis Rodríguez Zapatero y continuó durante la política de austeridad yrecortes del Sr. Mariano Rajoy. Lo está claro que el modelo económico quedefiende el PP estaba y sigue estando basado en el capitalismo neoliberalimpuesto por la TROICA, favoreciendo en su política fiscal a la clase alta y rica,a la banca y oligarquías financieras corporativas y las grandesmultinacionales. Capitalismo puro y duro. El Partido Popular no veló niprotegió los intereses de los españoles y no se preocupó de sus derechosconstitucionales, dejando por enésima vez en desamparo a la poblaciónvulnerable de padecer la crisis, como las miles personas que viven sin techo,los desempleados de larga duración, la economía domestica de la clase media, alos pensionistas, a los inmigrantes irregulares sin cobertura sanitaria, etc.Si bien intentó aplicar alguna medida correcta, como fue la implantación de ladación en pago para aquellas familias con un crédito hipotecario impagado, paraevitar la esperpéntica situación de expulsión de sus hogares de muchosciudadanos. Aunque esa medida, parece una cortina de humo, ya que siguehabiendo muchos desahucios en nuestro país.

El paro

La promesa electoral de crear 2 millonesde empleos en los cuatro primeros 4 años de mandato en el gobierno se alejó porcompleto de la realidad. El número desempleados en edad laboral es de 4.779.500personas, lo que representa una tasa todavía muy difícil de asumir del 20, 9 %.La tasa de paro de la Eurozona es del 10, 5%, es decir, la mitad que en nuestropaís, reflejando su nivel más bajo desde 2011. Según Eurostat, en el conjuntode la Unión Europea, la tasa de paro es del 9,1 %. Irónicamente, España es elpaís de con mayor tasa de desocupados, después de Grecia, en la Eurozona. Segúnconstan en los registros, la tasa de desempleo masculino respecto al femeninono tuvo mayor incidencia en comparación con otros años anteriores, aunque esmuy ligeramente superior el femenino que el masculino. EnEspaña, el desempleo masculino se situó en noviembre en el 20,3%, una décimamenos que en octubre de 2015, mientras que el femenino alcanzó el 22,7%, unadécima menos respecto al mes anterior (sigue siendo un problema la redistribuciónde la nómina, en donde la mujer reclama una política europea de igualdad en elcobro de las nóminas que los equipare a los hombres). Por otro lado, Eurostatestimó la tasa de desempleo juvenil en un 20% en la Unión Europea, mientras queen la eurozona se situó en el 22,5%, frente al 22,6% del mes anterior y el23,2% de noviembre de 2014. Las mayores tasas de desempleo juvenil se situaronen Grecia (un 49,5% en septiembre de 2015), España (47,5%), Croacia (un 45,1%en septiembre) e Italia (38,1%). Por su parte, los países con menores tasas dedesempleo juvenil fueron Alemania (7%), Dinamarca (9,9%) y Austria (10,9%).Hablando claro, los que más sufrieron las consecuencias de la reforma laboralen España fueron los jóvenes y las mujeres. A pesar de que estamos ante lageneración de jóvenes mejor preparada tanto académica como profesionalmente, laexpectativas de inserción laboral son paupérrimas.  Por lo tanto, existe un debilitamiento yfragmentación del tejido productivo y una gran ralentización en la creación deempleo. De hecho, durante el Gobierno de la Nación presidido por el Sr. MarianoRajoy, en los 4 años solo sé ha generado 500 mil puestos de trabajo, lo querepresenta unos índices de creación cuantitativas de empleo muy pírricos. En cuanto a la calidad de los empleos, la aplastante mayoría de las contratacionesson eventuales o temporales. Aunque en términos interanuales, descendió elparo, no existe un crecimiento exponencial del empleo. En fin, un desastre.

En definitiva, una de lasmayores preocupaciones de nuestro país es la tasa de paro. Los jóvenes menoresde 30 años y las mujeres son la población más vulnerable en pagar lasconsecuencias de la controvertida “reforma laboral”.

Economía

Aunque España,afortunadamente, salió de la recesión económica heredada por el gobiernosocialista del Sr. Zapatero, la situación económica del país nos es buena. Eneste sentido, aunque en término macroeconómicos hay crecimiento positivo de laeconomía del país, la situación real de la economía doméstica es pobre yexasperante. Las familia domestica española no llega a finales de mes o lo quees peor, les cuesta empezarlo. Según una Encuesta sobre Condiciones de Vida delI.N.E. (Instituto Nacional de Estadística), la tasa de pobreza y exclusiónsocial en el año 2014, con Rajoy en la presidencia, alcanzó la mareante cifradel 22,2 %. El umbral de la pobreza está en los 7,9360 euros al año. Aunqueestamos actualmente en periodo de deflación, el poder adquisitivo y el consumode los españoles ha decaído seriamente debido a la subida del IVA, la luz, eldéficit económico familiar, la desocupación laboral, etc. Desde que se inicióla crisis en España en 2008 debido al pinchazo de la «burbuja» inmobiliaria en este país y al efecto dominó en la economía mundial debido a la crisis hipotecaria subprime en EE.UU., el consumo bajó en un 12,6 %, según adelantó elBanco de España. Aunque a nivel macroeconómico se está produciendo uncrecimiento lento y positivo del P.I.B. estimado en un 0,8 % en el últimotrimestre del 2015, las políticas de estímulo económico, social y laboral noestán fructificando a nivel de economía doméstica. Es cierto, según el FMI, quelas previsiones para España indican un crecimiento positivo de la economíaespañola en un 2,7 % anual, más que la media europea. España ocupa el puestonúmero 14 del mundo en términos de P.I.B. nominal. En la mejor etapa socialistaen la presidencia, con el Sr. José Luís Rodríguez Zapatero, España llegó a serla octava economía del mundo. La economía de este país está ligado a la tasaempleo y al número de cotizantes a la Seguridad Social. El problema estriba quela sociedad española está envejecida y retirada laboralmente, cobrandopensiones de jubilación. La gente joven, al no tener oportunidades de empleo,emigra del país para poder encontrar un trabajo y la estabilidad. Existe unafuga masiva de cerebros que abandonan España en busca de un futuro mejor, comoen Alemania, Francia, Reino Unido, etc. Por lo tanto, debido a la baja tasa denatalidad, al envejecimiento de la población y la precariedad del trabajo, laeconomía española se resiente.

La corrupción

Una de las auténticaslacras de este país es la corrupción. Hemos visto una y otra vez como salpicabaa los dirigentes políticos de la nación. Según una encuesta del CIS (Centro deInvestigaciones Sociológicas) realizada en octubre de 2015, la mayorpreocupación, después del paro (79, 1 %) y la economía (64, 6 %), es lacorrupción. En este sentido, casi el 64 % de los ciudadanos españoles consideraque se hace poco o muy pocos esfuerzo para luchar contra esta lacra.

No existe ideologíapolítica en este tema, afectando a casi todos los partidos políticos del país,tanto los que están cargo de un gobierno autonómico como del Estado. La claseciudadana se encuentra crispada por esta situación. La justicia con lospolíticos corruptos es muy blanda e ineficaz. Está claro que las ansias depoder, de riqueza corrompe. Hoy el discurso político carece de credibilidad yconfianza debido a que muchos políticos están involucrados en tramas decorrupción. A principios del año 2015 se inició con 150 casos judicialesabiertos por corrupción. En total, 2.000 personas “investigadas” por estacausa. El principal partido del Gobierno en términos de representaciónparlamentaria, el Partido Popular, se vio empañada virulentamente por esteproblema. Se han registrado 54 casos de corrupción en PP durante los últimosaños en toda España, los más famosos el caso “Gurtel”, “Púnica”,. “Nóos”, “Bankia” y “Bárcenas”. El último escándalode este tipo con el Sr. Mariano Rajo a la cabeza de la Nación fue el caso“Imelsa”, en la comunidad valenciana. El Partido Socialista no se libra. Dehecho, la trama corrupta con mayor número de “investigados” es la de los ERE,en Andalucía. También afecto a otros partidos, como he dicho, como a losnacionalistas catalanes de CIU o a los de Podemos. En total, casi 500 políticosde este país fueron investigados por casos de corrupción, siendo condenados tansolo 82 personas con fecha a noviembre de 2014. Resulta irrisorio que tan sólo82 políticos fueron a prisión. En fin, un despropósito.

En definitiva, existe ennuestro país una profunda crisis institucional, de legitimidad y decredibilidad hacia la clase política en donde la sociedad la percibe con másrecelo, rabia y escepticismo.

¡Váyase, Sr. Rajoy!

Lo que está claro es quela pasada legislatura el Gobierno de la Nación presidido por Mariano Rajoy hizoa diestro y siniestro lo que se le antojó. Rompió la negociación colectiva conlos sindicatos, ignoró a la oposición, gobernó a base de decretos, recortóderechos sociales con el tijeretazo en sanidad, educación, justicia, políticasocial, abarató el despido con su controvertida reforma laboral, etc. No velópor los intereses generales del Estado. Se preocupó más en cumplir con loscriterios de convergencia impuestos por la TROICA (Fondo MonetarioInternacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), ignorando a la claseciudadana de este país. Rebajó el déficit. Eso sí, a costa de los derechos másfundamentales amparados por nuestra constitución: el derecho a tener unavivienda digna, un salario y una pensión justa, una sanidad, justicia yeducación gratuita e universal, etc. El conocido “Estado del Bienestar”,impulsado, por cierto,  por el Sr. FelipeGonzález en la presidencia (PSOE) en los años 80, se está resquebrajando. Enfin, realmente preocupante.

Ante ello, todos losespañoles exigimos un cambio político que haga reflotar a este país de la actualcrisis política, económica, laboral, social e institucional que está sufriendo.El próximo presidente tendrá la enorme responsabilidad de velar por losintereses generales y democráticos de todos los españoles, no de una minoríaprivilegiada, como hizo el Sr. Rajoy, y cumplir con el programa electoral porel cual los españoles depositaron su confianza con su voto en las urnas. Entrela medidas que tienen que tomar están, entre otras, reformar el mercadolaboral, actualizar el S.M.I., garantizar una renta mínima vital para todos losque están en situación de desamparo, prohibir las «puertas giratorias», desprivatizar la justicia, la sanidad y laeducación, subir las pensiones, mejorar la economía, e implementar una políticasocial basada en la justicia social y la igualdad. También, deberá solucionarel problema de la economía sumergida que representa un porcentaje realmenteconsiderable del PIB de este país. Por todo ello, es necesario savia nueva. Unpresidente con un espíritu joven, emprendedor y comprometido con los valoresconstitucionales de la nación, como son la justicia social, igualdad, elrespeto de los derechos individuales, la pluralidad y la unidad nacional deeste país. Ese es el reto. Muchas gracias.